Brenda Cruz García fue vista por última vez el domingo 14 de julio (Foto: A fondo Edomex)
Brenda Cruz García fue vista por última vez el domingo 14 de julio (Foto: A fondo Edomex)

Brenda Cruz García salió el domingo al mediodía de su casa y jamás regresó. La joven de 21 años vive con su familia en el municipio Amanalco de Becerra, al sur del Estado de México. 

"Es una joven con un corazón muy blandito, no es una mala persona, la verdad no creemos que se haya ido por su voluntad, ya son muchas horas sin saber nada de ella, suplicamos que si alguien sabe algo o la vio nos ayuden, estamos muy desesperados y angustiados", explicó Johana, hermana de Brenda, al portal A Fondo Estado de México.

"La China", como le dicen de cariño, salió de su casa y tomó un taxi rumbo a la ciudad de Toluca, donde trabaja, pero fueron sus propios colegas quienes le comunicaron a la familia que nunca llegó y que tampoco avisó que ese día no iba.

Lo último que se sabe de ella fue que antes de abordar el vehículo en la comunidad del Capulín Tercera Sección envió una fotografía suya por Whatsapp a una amiga. Es el único dato que tienen sus padres, pues pocos minutos después se registró su última conexión, alrededor de las 14:10 horas del pasado 14 de julio.

De acuerdo con su hermana, el novio de Brenda la iba recibir en la terminal de autobuses de Toluca, donde ambos quedaron de verse, pero él tampoco supo nada de ella, según su versión.

La ficha de búsqueda de Brenda Cruz García (Foto: @Fam_Unidas_AC)
La ficha de búsqueda de Brenda Cruz García (Foto: @Fam_Unidas_AC)

Lo extraño, dijo Johana, fue que poco después de tomar el taxi Brenda le mandó un mensaje de texto con faltas de ortografía, algo inusual en ella, que decía "ahorita que llegue te marco".

"Quedaron de verse ellos pero al subirse al taxi ya no supimos nada, estoy segura que ella no lo mandó, no escribe así, tenía faltas de ortografía y estaba abreviado. Su pareja ha estado pendiente desde un principio, incluso ha acudido a declarar al Ministerio Público".

Brenda es la segunda de tres hermanos, y desde hace poco más de un año es empleada en una empresa ubicada sobre el corredor industrial de Santa Ana Tlalpantitlán, en Toluca. Su hermana asegura que prefiere pasar más tiempo con su familia que con amigos, por lo que resulta aún más extraño que todavía no haya aparecido.

Al día siguiente de la desaparición, los familiares acudieron a la Fiscalía de Valle Bravo para levantar una denuncia formal de hechos, aunque Johana denunció falta de seriedad por parte de las autoridades.

"El lunes acudimos a levantar la denuncia, la verdad hasta el momento no hemos tenido mucha ayuda del Ministerio Público, él (novio) ha estado con nosotros; incluso avisó que no sabía nada de ella. No sospechamos de él, nos ha acompañado en todo momento", aseguró.

Desde entonces se ha difundido su fotografía en las redes sociales, con la esperanza de que alguien la haya visto o sepa  algo de ella.