Un alumno de la UP murió tras ser asesinado en la Ciudad de México (Google Maps)
Un alumno de la UP murió tras ser asesinado en la Ciudad de México (Google Maps)

En medio de una crisis por los múltiples asesinatos contra estudiantes de la Ciudad de México, la violencia cobró de nuevo la vida del alumno Iván Lugo Serrano, quien cursaba el quinto semestre de Medicina en la Universidad Panamericana. 

Iván habría sido asesinado el pasado lunes 15 al salir de un gimnasio cercano a su domicilio particular. 

La noticia fue confirmada por un supuesto alumno de la Escuela de Medicina, quien compartió una circular sobre el fallecimiento de su compañero.

"Con mucha pena lamento informarles que Iván Lugo Serrano, alumno de quinto semestre de nuestra Escuela de Medicina, falleció a consecuencia de un asalto a mano armada que ocurrió ayer por la noche saliendo de un gimnasio cercano a su casa", detalló la institución a través de un comunicado.

Un supuesto comunicado de la UP se hizo viral por los alumnos que compartieron la circular (Foto: Especial)
Un supuesto comunicado de la UP se hizo viral por los alumnos que compartieron la circular (Foto: Especial)

De acuerdo a la información hasta ahora disponible, también circuló un texto suscrito por el doctor Gregorio T. Obrador, director de la la Facultad de Ciencias de la Salud y de la Escuela de Medicina de la Universidad Panamericana, en la que, a nombre de la comunidad universitaria, expresó su más sentido pésame a la familia del estudiante asesinado.

"Sentimos profundamente su fallecimiento y acompañamos en la pena a sus familiares, compañeros y amigos", citó Proceso a la misiva.

En un lapso de dos meses, el de Iván es el tercer asesinato de estudiantes universitarios en la Ciudad de México.

Pese a las medidas de seguridad instrumentadas en las escuelas y de las presencia de la Guardia Nacional, la alarma continúa.

Otros casos recientes 

El pasado 10 de julio se dio a conocer que familiares, amigos, compañeros y docentes de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) comenzaron  una desesperada búsqueda del universitario, Luis Fernando Alvarado, de 20 años, de quien no saben nada desde el pasado viernes 5 de julio.

El joven, a quien sus compañeros identificaron como un apasionado de la fotografía, fue visto por última vez la noche del viernes 5 de julio, caminando con una maleta en la avenida Adolfo López Mateos y Reforma, en el municipio de Zinacantepec (Edomex). 

De acuerdo a información de la Fiscalía General de Justicia del Edomex, el día de su extravío Luis vestía una licra negra, shorts gris, tenis color verde militar y una chamarra flourescente. 

Mide 1.70 metros, es de complexión delgada y pesa 70 kilos.

En la foto el estudiante desaparecido, Luis Fernando Alvarado. Según sus compañeros, es un apasionado de la fotografía (Foto: Facebook)

En la foto el estudiante desaparecido, Luis Fernando Alvarado. Según sus compañeros, es un apasionado de la fotografía (Foto: Facebook)

En tanto, el rector de la UAEM, Alfredo Barrera Baca, solicitó ayuda para dar con el paradero del joven: “Solicitamos su ayuda para localizar a Luis Fernando Alvarado Orozco #PotroHermano de la Facultad de Contaduría y Administración”, escribió en su cuenta de Facebook.

En las últimas horas, la fiscalía mexiquense ha difundido una ficha con los datos generales para avisar a la población que el joven fue encontrado. Asimismo, el propio joven agradeció a las personas por cooperar para su búdqueda.

El de Luis se suma a la lista de desapariciones de estudiantes que han cimbrado el país. Los últimos dos casos el de Norberto Ronquillo Leonardo Avendaño. 

Acerca del primero, el pasado 4 de junio, la familia recibió una llamada de secuestro desde el teléfono del estudiante de la Universidad del Pedregal.

Los secuestradores pidieron 5,000,000 de pesos, pero paulatinamente llegaron a menos de un millón.

Según un recuento de los hechos, Norberto salió del instituto y le avisó a su novia que iba rumbo a su casa. Sin embargo, sus captores lo interceptaron a pocos kilómetros de su lugar de destino.

Se cree que el joven fue asesinado el mismo día que fue raptado.

Hasta el momento, el único indicio de las autoridades es una sábana roja con la leyenda “Familia Hernández Guarneros”, con la que envolvieron el cuerpo del estudiante.