(Foto: Cortesía Presidencia)
(Foto: Cortesía Presidencia)

El presidente de México, Andrés Manuel López  Obrador, dijo que a pesar de que ayer iniciaron las redadas contra migrantes en Estados Unidos, no se ha incrementado el número de detenidos, pues las cifras están dentro de los parámetros normales, también negó que su gobierno este preparando una nota diplomática por la nueva política de Donald Trump.

López Obrador en su conferencia matutina confirmó hoy,  que hasta ahora no ha habido mexicanos deportados por las redadas de EEUU contra migrantes indocumentados, y dijo que su gobierno está pendiente para apoyar a en caso de que se dieran retornos forzados al país.

En su caso, de ser deportados, su administración les otorgaría alternativas a su regreso.

"Estamos pendientes, apoyándolos y en caso de que se diera esa deportación, estaríamos dándoles soluciones y alternativas", dijo en Palacio Nacional, luego de señalar que alrededor de 1.800 migrantes mexicanos estarían en riesgo.

(Foto: Cortesía Presidencia)
(Foto: Cortesía Presidencia)

El canciller mexicano Marcelo Ebrard, ayer informó que "a esta hora no tenemos reportada afectación a mexicanos por redadas ocurridas el día de hoy" en Estados Unidos.

El secretario de Relaciones Exteriores presentó la estrategia ante las redadas contra migrantes que se llevarán a cabo en Estados Unidos.

"México defenderá a sus connacionales, si vemos que no se están respetando sus derechos habríamos de hacer algo y escalar nuestra defensa", indicó el secretario Ebrard, hoy en conferencia de prensa desde cancillería.

Desde la Ciudad de México, el canciller encabezó una videoconferencia con los cónsules de México en EEUU, para conocer el reporte detallado de la situación en todas las regiones del país vecino del norte.

La embajadora Martha Bárcena, desde Washington, detalló que actualmente existen 1.807 mexicanos en los centros de detención de Estados Unidos con órdenes de deportación masiva, que en los próximos días estarían llegando a México.

(Foto: Cortesía Presidencia)
(Foto: Cortesía Presidencia)

Ayer por la tarde el presidente de Estados Unidos, Donald Trump,  luego de que se iniciaran las redadas en la ciudad de Nueva York,  escribió en sus Twitter un mensaje que desató la polémica con las congresistas demócratas del ala progresista.

Trump, tuiteó este domingo que las parlamentarias demócratas de origen extranjero deberían "volver" a sus países, por lo que recibió inmediatamente calificaciones de "racista" y xenófobo.

En su tuit,  el mandatario estadounidense no nombró a ninguna congresista en particular, pero su mención a las "Representantes Demócratas 'Progresistas'" fue interpretada como una referencia a un grupo de mujeres liberales relativamente jóvenes, que integran por primera vez la Cámara de Representantes: Alexandria Ocasio-Cortez, de Nueva York; Ilhan Omar, de Minesota; Ayanna Pressley, de Massachusetts; y Rashida Tlaib, de Michigan, todas de color y tres de ellas de origen inmigrante.

Trump escribió que esas representantes mujeres "vinieron de países cuyos gobiernos son una catástrofe completa y total, los peores, más corruptos e ineptos de todo el mundo".

(Foto: Cortesía Presidencia)
(Foto: Cortesía Presidencia)

Agregó que era "interesante" ver cómo esas mujeres "le dicen a Estados Unidos, la más grande y poderosa nación en la tierra, cómo se debe llevar adelante" el gobierno.

La jornada concluyó con sólo algunos intentos aislados de detención pero también con la noticia de que se prolongarán las redadas durante esta semana.

Versiones extraoficiales informaron de algunas acciones aisladas  por parte de los agentes del Servicio de Migración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) en unas cuantas ciudades, y no la operación nacional masiva que se anticipaba.

Funcionarios del Departamento de Seguridad Interna comentaron que el plan cambió de último momento, y que en lugar de llevar a cabo una serie de operativos coordinados en varias ciudades en un solo día se decidió prolongar la misión por varios días a lo largo de esta semana, reportó este domingo el New York Times.