(Foto: especial)
(Foto: especial)

Revolucionan investigación de mercados

Con perfiles cada vez más precisos del consumidor, así como la fuerza de campo más poderosa del país, UPAX se ha convertido rápidamente en una de las empresas más solicitadas en la industria de la investigación de mercados y no es para menos, ya que día a día perfecciona sus herramientas tecnológicas.

Prueba de estas constantes innovaciones es UPAXER, aplicación inteligente que se ha reinventado así misma para revolucionar la forma en que se venían haciendo los levantamientos de información, obtención de resultados, gestión de análisis y aplicación de estrategias.

Se lo digo porque al basarse en un modelo de economía colaborativa, la empresa surgida en Grupo Salinas genera beneficios bis a bis, ya que mientras los Upaxers realizan tareas a cambio de un monto predeterminado, las empresas observan información sobre sus productos en tiempo real.

Pero eso no es todo para ambos actores, pues con el paso de los años las ventajas que obtienen se han ampliado. Actualmente, marcas de la talla de Elektra, Liverpool, Banco Azteca, Volaris y Casa de Toño, por mencionar algunas, también tienen a su alcance interpretación en tiempo real de la data que reciben, hecho que les permite accionar estrategias para impactar con mayor precisión a sus clientes de inmediato. 

La inteligencia artificial aplicada a UPAXER también ofrece oportunidades de profesionalización a sus usuarios, quienes reciben manuales para mejorar su desempeño; además de ser calificados de acuerdo a la calidad de los informes que entregan, así, les es posible acceder a tareas con mayor valor monetario en tanto obtengan la mayor cantidad de estrellas. 

Es en este panorama que la especialista en investigación de mercado, fundada hace solo tres años por Cecilia Fallabrino, se ha convertido en una de las destacadas del país, tal como dio a conocer en últimas fechas la Asociación Mexicana de Agencias de Inteligencia de Mercado y Opinión Pública (AMAI).

Conaliteg, mal ejemplo

En lugar de que la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos (Conaliteg) se preocupe por contratar a proveedoras que propicien ahorros y velen por los derechos del trabajador ha hecho lo contrario. Bajo el mandato de Antonio Meza, GERLIM SA de CV resultó ganadora de un concurso en el que era la única contendiente, proceso luego del cual ahora se dispone a recibir más de un millón de pesos por el aseo de tres meses en unas cuantas instalaciones. 

 Si usted ya piensa que la licitación con número IA-011L6J001-E67-2019 es un tanto sospechosa, se llevará otra decepción al saber que la empresa adjudicada es investigada en la Función Pública, de Irma Eréndira Sandoval, por no afiliar al seguro social a por lo menos 5 mil trabajadores de limpieza, con lo que además de dejarlos desprotegidos, también falta a la ley al evadir sus responsabilidades como patrón. 

Imprimen corrupción 

De esto y de aquello *** Los focos rojos se prendieron en el IMSS, de Zoé Robledo, ante las irregularidades detectadas en las licitaciones para adquirir Tóner y consumibles en las delegaciones de Tamaulipas, Veracruz Norte y Guanajuato, pues los procesos están plagados de acciones que bien podrían ser corrupción entre empresas y funcionarios públicos, situación por la que la Función Pública, de Irma Eréndira Sandoval, ya toma cartas en el asunto.

Y es que algo que llamo la atención en estos procesos es que en los tres aparece la marca Lexmark, que aquí lleva Issac Bessudo, marca que se ha convertido en el fabricante favorito, aunque es bien sabido que sus precios están hasta un 30% más arriba que sus competidores.

Así, las viejas prácticas parecen no cesar ya en la 4T, pues los actuales titulares de las delegaciones del IMSS en Tamaulipas, Fernando López Gómez; Veracruz Norte, Candelario Pérez Alvarado; y de Guanajuato, Jorge Manuel Sánchez González, se hicieron de la vista gorda con impresoras usadas, precios inflados y documentos apócrifos.

*Georgina Howard es periodista de negocios

Lo publicado aquí es responsabilidad del autor y no representa la postura editorial de este medio