OPINIÓN: Con amenaza de aranceles, sin G20 pero con T-MEC avanzando, así México

La ausencia de la figura presidencial mexicana en eventos internacionales es de preocuparse porque genera vacíos que no pueden llenar sus representantes

(Foto: cortesía)
(Foto: cortesía)

Por Ana J Villagrán*

Esta semana transcurrió  con una triste perspectiva de lo que el presidente, Andrés Manuel López Obrador piensa de México en el mundo y lo que nos queda a los mexicanos con sus malas decisiones.

Tras la triste negociación donde Estados unidos tiene un absoluto y renovado control sobre nuestra nación tras la exitosa amenaza de la aplicación de aranceles, y donde nosotros tendremos que estarles rindiendo cuentas de nuestros avances en temas de migración, México pierde terreno en el ámbito internacional

Porque ¿no les parece que en este momento nuestro país le está haciendo el trabajo sucio a la nación vecina del norte y siendo un elemento más a favor de la reelección de Trump?, ¿no queda muy por debajo que algo que tuvo que haberse celebrado con bombo y platillo como fue la aprobación del acuerdo trilateral en el Senado tras el escenario de la negociación?

¿No estaremos perdiendo oportunidades de crecimiento por la ausencia de nuestro mandatario en la futura reunión con el G20, donde estaremos representados con "una modesta aportación" en una carta?

Como mexicana no esperaría decir que nuestro país y autoridades están a la merced de lo que el gobierno norteamericano piensen que es correcto o no , sino quisiera poder decir que tenemos una Presidencia que con una visión real del orden y los derechos humanos actuó meses atrás en una estrategia coordinada de la cantidad y la forma en la que dejaríamos estar entrando migrantes a nuestro país.

Pero como no lo tenemos, en estas circunstancias quedan muy por abajo y ya fuera de cualquier celebración que nuestro país alcanzara los acuerdos necesarios para firmar el T MEC donde nuestros senadores y senadoras estuvieron a la altura de la negación el acuerdo para alcanzar lo que beneficie a mas mexicanos .

Entre tantas cosas simplemente se perdió en la agenda. Hoy no sabemos de qué se trata y qué ganamos con esta aprobación dado que debido a estas circunstancias perdimos avanzando. Una dicotomía a la que la 4 T nos obligó y todo porque Lopez Obrador, desde su campaña, prometió cosas que ya en el gobierno no supo como manejar ni lo hizo a tiempo.

Vale la pena señalarle al presidente como la ya lo he hecho en otros espacios, que ya es presidente, ya no es el talentoso y movido politizo en campaña. Ahora sus dichos cuentan y tienen consecuencia.

Por otro lado para el preocupante caso del G20. El gobierno ya señaló que ademas de la ausencia de nuestro mandatario irán en representación de México los secretarios de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubon, y de Hacienda y Crédito Público, Carlos Urzúa Macías.

Ebrard es un hombre que cuenta con mi absoluto respeto. Es inteligente, talentoso, con visión, como Jefe de Gobierno del 2006 al 2012 hizo, a mi parecer, un excelente trabajo, pero hoy como Secretario de Relaciones Exteriores ha estado muy limitado. Por estar siguiendo la línea ideológica de su jefe, nos hemos visto rebasado por múltiples situaciones donde México ha agachado la cabeza y dicho "lo lamento no puedo decir nada porque mi presidente no me lo permite"

Siendo así en Marcelo no solo tenemos un gran elemento perdido, sino un talento desperdiciado para los mexicanos donde nuevamente está dejando que AMLO lo supere ¿será así todo el sexenio dónde la gente talentosa y que sin duda México necesita se quede callada para consecuentar las locuras del presidente?

Necesitamos un canciller fuerte, que cuide lo que los mexicanos generan día a día, no uno que se quede callado porque deja que su jefe siga mermando un trabajo internacional consolidado por años pero donde nos estamos quedando cortos porque simplemente Andrés Manuel López Obrador no está a la altura de las circunstancias.

A inicios de mes fue cuando supimos que México no tendría figura presidencial en la reunión del G20 en Japón, que como lo he dicho, más allá del papel que asuma el jefe de las Fuerzas Armadas de si mismo al mando del país, es de preocuparse lo que vacíos así generan o no en la agenda internacional.

Esperemos la próxima semana pinte mejor.

*Concejal de la Alcaldía de Cuauhtémoc en la Ciudad de México

Lo aquí publicado es responsabilidad del autor y no representa la postura editorial de este medio