(Fiscalia general del estado de Chihuahua)
(Fiscalia general del estado de Chihuahua)

Una migrante hondureña fue secuestrada por presuntos miembros de la Policía Federal y violada por traficantes de indocumentados en Ciudad Juárez, Chihuahua, por este crimen la Fiscalía General del Estado (FGE) detuvo a tres hombres, uno de ellos de nacionalidad salvadoreña, quienes mantenían retenida a la mujer.

La víctima vivió meses complicados desde que llegó al municipio asentado en la frontera entre México y Estados Unidos el pasado el pasado 8 de abril. Un mes después logró reunirse en El Paso, Texas, con las autoridades norteamericanas que la deportaron a nuestro país, donde tenía que permanecer hasta el próximo 25 de julio, día de su siguiente audiencia migratoria.

Ante la demora del permiso para llegar a EEUU, la mujer, de quien se desconoce su identidad, pidió a su madre pagar a un "coyote" USD 2,000 para cruzar hacia el país vecino. El dinero fue entregado a una mujer llamada Verónica, quien además tenía que hospedar a la víctima hasta que iniciara su viaje al país norteamericano.

El Diario de Chihuahua informó que la agredida fue llevada a la casa de Verónica el pasado 7 de junio y dos días después a un lugar conocido como la "bodega", de donde fue sustraída por hombres con uniformes policiales hace 10 días.

Junto a ella se encontraba una mujer mexicana que también fue abusada y golpeada al lado de su hijo. (Fiscalia general del estado de Chihuahua)
Junto a ella se encontraba una mujer mexicana que también fue abusada y golpeada al lado de su hijo. (Fiscalia general del estado de Chihuahua)

Aquel lunes la víctima escuchó gritos y golpes en la ventana. Corrió a esconderse junto con otras dos mexicanas en un baño, pero fueron sacadas a rastras por los presuntos Policías Federales.

"Me preguntaron de qué nacionalidad era, les dije que de Honduras entonces me dice: ven conmigo, me agarra la cabeza, me agacha y me saca de la casa y me sube a un carro negro, nos llevan a otra casa. Me taparon los ojos con tape gris y una persona de sexo masculino me dio vuelta y me bajó el pantalón. Le dije que yo andaba en mi periodo y me dejó", declaró durante la audiencia de vinculación a proceso de los acusados en Ciudad Juárez.

"Volvió a entrar esta persona y me obligó a tener sexo oral, me puso la pistola en la cabeza y me preguntó si yo sabía cuál era ese sonido. Le dije que sí y él me dijo que tenía que hacer todo lo que dijeran, me desnudó y me penetró, después se salió, regresó y me dio agua", agregó.

Relató que fue violada por dos hombres en tres ocasiones durante el tiempo que estuvo en cautiverio.

Junto a ella se encontraba una mujer mexicana que también fue abusada y golpeada al lado de su hijo.

La agredida fue llevada a la casa de Verónica el pasado 7 de junio y dos días después a un lugar conocido como la “bodega”, de donde fue sustraída por hombres con uniformes policiales hace 10 días. (Fiscalia general del estado de Chihuahua)
La agredida fue llevada a la casa de Verónica el pasado 7 de junio y dos días después a un lugar conocido como la “bodega”, de donde fue sustraída por hombres con uniformes policiales hace 10 días. (Fiscalia general del estado de Chihuahua)

"Me golpearon la espalda con una varilla, los pies. Sentí que en la cabeza me ponían un arma de fuego y como estaba boca abajo me subieron las piernas y con la misma varilla me golpearon las plantas de los pies, las pantorrillas, los dedos", dijo ante las autoridades chihuahuenses.

Por la mujer hondureña pidieron un rescate de USD 6,000, pero cobraron sólo USD 5,000; en el caso de los mexicanos, los captores solicitaron USD 10,000 pero recibieron 27,000 pesos.

Fueron los familiares de estos dos retenidos quienes denunciaron el secuestro ante la Fiscalía General del Estado, que inició las investigaciones correspondientes y dio con el paradero de las víctimas.

Los agentes de la Unidad Antiextorsión, adscritos a la Fiscalía estatal, realizaron un operativo en la calle Hacienda Casa de Janos para rescatar a los dos mexicanos cautivos, ya que no había ningún reporte por la mujer hondureña.

Las autoridades chihuahuenses revelaron que Rodolfo Favela Ledezma, Luis Antonio Guido González y Walter Alexander se dedican desde hace dos a privar de la libertad a migrantes que llegan al municipio fronterizo, para después solicitar rescate a las familias ya asentadas en Estados Unidos.

Muchos de sus delitos no fueron descubiertos porque sus víctimas no presentaron denuncia.