La mano de al parecer un hombre fue encontrada dentro de una caja de zapatos esta mañana Foto: Impresión de pantalla noticieros Televisa
La mano de al parecer un hombre fue encontrada dentro de una caja de zapatos esta mañana Foto: Impresión de pantalla noticieros Televisa

Un trabajador de limpieza del Gobierno de la Ciudad de México encontró la mañana de este viernes una caja de zapatos roja mientras realizaba el servicio de aseo, cuando la abrió se llevó una macabra sorpresa cuando halló en el interior una mano humana cercenada, por lo que de inmediato llamó a las autoridades.

El hallazgo se llevó a cabo en el camellón de Churubusco a la altura de Calzada de Tlalpan, frente al Centro Nacional de las Artes (Cenart), rumbo al Aeropuerto.

El joven trabajador de limpia, de 18 años fue de la basura en el lugar, cuando observó una caja roja de zapatos donde se ubicó la extremidad humana.

Cuando llegaron los elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) acordonaron la zona a la espera de los peritos de la Procuraduría General de Justicia, cuando llegaron los especialistas forenses realizaron el levantamiento de la parte humana y realizaron las primeras indagaciones.

El joven trabajador de limpieza que encontró la extremidad avisó a las autoridades Foto: Impresión de pantalla noticieros Televisa
El joven trabajador de limpieza que encontró la extremidad avisó a las autoridades Foto: Impresión de pantalla noticieros Televisa

Los peritos informaron que la mano al parecer, pertenecía a una persona del sexo masculino de entre 30 y 35 años de edad, detalló el periódico Excélsior.

En tanto, paramédicos aseguraron que la extremidad fue cortada a una víctima que presuntamente ya había fallecido.

"Encontramos una mano humana de un hombre es un varón de entre 30 y 40 años es la mano derecha al parecer fue retirada posmortem ya que no tiene llenado capilar, entonces ya en el rastro de sangre al parecer fue retirada posmortem ha de tener entre 12 y 15 horas más o menos".

Preocupación por secuestros en la CDMX

Al menos otras 26 personas fueron secuestradas en la Ciudad de México entre enero y marzo de 2019.

En una ciudad de más de 20 millones, la cifra podría tomarse sin alarmarse; aunque es necesario aclarar que en el mismo período del año anterior hubo solo cuatro secuestros registrados, que se traduce en un incremento del 550%, según los datos del Semáforo Delictivo.

Sin embargo, algunos expertos consideran que las cifras expuestas son un engaño si se les compara con la realidad, que destaca precisamente por la falta de denuncias: en 2018 únicamente se reportó uno de cada 10 secuestros.

Según el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, en promedio, por cada secuestro que se reporta, cinco no se denuncian.

Aproximadamente el 75% de los plagios se solucionan con el pago de un rescate, sin la intervención de las autoridades.

Los datos más altos de los últimos doce años se registraron en 2013, primer año de gobierno del ex presidente de México Enrique Peña Nieto, cuando se presentaron 1.683 casos.

Sin embargo, la Encuesta Nacional de Victimización (Envipe) 2018 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), indicó que 81.291 mexicanos admitieron que ellos, o algún miembro de su familia, habían sido secuestrados.