El departamento en el que murió el capo Arturo Beltrán Leyva será subastado por el gobierno mexicano

El valor del inmueble ubicado en Cuernavaca, Morelos, es de más de 3 millones de pesos, y cualquier persona que podrá adquirirlo

En el inmuebles subastado por el gobierno mexicano, fue abatido el capo mexicano Arturo Beltrán Leyva (Foto: Pxhere)
En el inmuebles subastado por el gobierno mexicano, fue abatido el capo mexicano Arturo Beltrán Leyva (Foto: Pxhere)

El departamento en el que hace 10 años fue abatido el capo Arturo Beltrán Leyva será subastado por el gobierno mexicano, como parte de su estrategia para recolectar dinero para las personas de bajos recursos.

La vivienda se ubica en Cuernavaca, Morelos, en el conjunto habitacional Altitude, que cuenta con 12 torres de lujo y departamentos de entre 90 y 156 metros cuadrados.

En el complejo residencial que perteneció al líder del cártel de los Beltrán-Leyva, organización criminal que fuera enemiga cártel de Sinaloa liderado por Joaquín "El Chapo" Guzmán, hay tres alberca tipo resort con un par de toboganes, dos canchas de paddle tenis, un área de masajes, zona infantil, gimnasio y snack bar.

El Servicio de Administración y Enajenación de Bienes comenzará la subasta del inmueble dándole un valor de 3 millones 5.800 pesos (178 mil dólares).

Fue en ese lugar en el que el 17 de diciembre del 2009 la Secretaría de Marina abatió a Arturo Beltrán Leyva. En esa época el gobierno encabezado por el entonces presidente Felipe Calderón, ofrecía 30 millones de pesos a la persona que diera información que ayudara a capturar al capo mexicano.

En el departamento fueron tomadas las fotos que recorrieron el mundo en las que se ve el cadáver del narcotraficante fallecido cubierto de billetes, imágenes religiosas, y joyas llenas de sangre.

Alrededor de las cinco de la tarde, con sólo unas horas de aviso y preparación, elementos de la marina abrieron fuego en contra del departamento 202 del edificio Elbrós del conjunto Altitud ubicado en Avenida Domingo Diez, colonia Lomas de la Selva, con la esperanza de capturar a uno de los narcotraficantes más buscados de México.

Arturo Beltrán Leyva estaba acompañado de ocho sicarios que respondieron a la ráfaga de disparos de las autoridades mexicanas por casi cinco horas, hasta que finalmente el capo abrió las puertas de su departamento para dirigirse al ascensor y bajar. Fue entonces cuando unos tiros lograron derribarlo. Falleció en el sitio.

Dos de los hombres que aún lo acompañaban también fallecieron a causa de los disparos. Uno más, según reportes, se lanzó por la ventana para suicidarse antes de que los elementos de la marina lo alcanzaran.

En fotografías del suceso que fueron reveladas, se puede observar que el departamento se llenó de marcas de las balas que rebotaron contra sus paredes. El gobierno federal no ha dado detalles sobre si el inmueble fue remozado para su venta.