Un joven, identificado como Alexei Reznichenko, arriesgó su vida colgándose de un balcón desde el séptimo piso para salvar a dos niñas de un piso más abajo que pedían ayuda mientras su hogar ardía en llamas.

Todo quedó filmado por una vecina de enfrente mientras las llamas se propagaban en dos departamentos del sexto piso en Fokino, una pequeña localidad de Primorie, en el extremo este de Rusia, cerca del puerto de Vladivostok.

Mientras el humo hacía el aire irrespirable y las llamas salían con violencia por las ventanas, dos niñas luchaban por sus vidas. Las llamas bloquearon el acceso a la salida y saltar no era una opción considerable por lo que sus gritos alertaron al joven vecino quien no dudó en arriesgar su vida para salvar la suya.

Las imágenes muestran al joven, de 20 años, colgarse por fuera de su balcón y mientras se sujeta de una mano, con la otra agarra a una de las menores que está de pie en unos soportes más abajo.

Alexey Reznichenko, de 20 años, es un un atleta empleado del Servicio Federal Penitenciario de Rusia en el Territorio de Primorsky Foto: Especial
Alexey Reznichenko, de 20 años, es un un atleta empleado del Servicio Federal Penitenciario de Rusia en el Territorio de Primorsky Foto: Especial

El impactante hecho sucedió el lunes 27 de mayo donde la niña quedó colgando en el aire con solo la mano del joven que la sujetaba con fuerza y la arrastraba hacia arriba.

En un momento dado, una de las menores tuvo que colgarse en la parte inferior del balcón mientras el joven cambiaba de posición para agarrarla mejor, informó Lenta.

En el vídeo se observa también a un grupo de personas de pie abajo en la vereda protegiendo en caso de que alguno de los tres cayera.

Cuando el joven pudo asegurar la vida de las niñas, las envolvió con dos mantas húmedas y las sacó del edificio en llamas a la calle, añade el informe.

"Cuando tomé a la niña, casi nos caemos", declaró al medio Komsomolskaya Pravda (KP) de Vladivostok.

"No fue terrible, no tuve tiempo de pensar en nada. Vi mucho humo, la gente en la calle estaba en pánico, todos nos observaban. Sabía una cosa: tengo dos pequeñas vidas en mis manos y solo yo podía ayudarlas ahora", agregó.

La niña más pequeña en compañía de su madre narró a la televisión local lo asustada que estaba cuando el vecino las salvó a ella y a su hermana mayor Foto: Impresión de pantalla Komsomolskaya Pravda
La niña más pequeña en compañía de su madre narró a la televisión local lo asustada que estaba cuando el vecino las salvó a ella y a su hermana mayor Foto: Impresión de pantalla Komsomolskaya Pravda

Alexey Reznichenko es un un atleta empleado del Servicio Federal Penitenciario de Rusia en el Territorio de Primorsky, popular en su zona, según KP. En su relato dijo que el lunes estaba en casa cuando escuchó los gritos de las niñas. Al mirar por la ventana vio las cabezas de las pequeñas entre el humo y el fuego y sin dudarlo buscó cómo salvarlas.

La madre de las niñas, Ekaterina Elmeeva, declaró a KP que estaba en el trabajo en el momento del incendio. Ella relató que lo extraño es que en la víspera hubo una prueba de seguridad contra incendios y los inspectores exigieron quitar una cerradura de una de las puertas que daba a una propiedad deshabitada. La mujer explicó que obedeció y se fue a trabajar.

Los vecinos llamaron a los bomberos para denunciar el incendio, sin embargo llegaron hasta una hora después.

"Estaba por perder la razón al saber que mi apartamento estaba en llamas con las niñas en él. Los vecinos dijeron que la niña más pequeña casi muere. Por fortuna las niñas se salvaron. Cuando las vi, me sentí feliz, están vivas", declaró a KP.

El departamento quedó inhabitable pero las niñas están vivas gracias a su valiente vecino Foto: Impresión de pantalla Komsomolskaya Pravda
El departamento quedó inhabitable pero las niñas están vivas gracias a su valiente vecino Foto: Impresión de pantalla Komsomolskaya Pravda

Según el servicio de prensa del Ministerio de Situaciones de Emergencia, citado por KP, los dos apartamentos en el sexto piso afectados terminaron en llamas. Cuando llegó el servicio de protección de gas, la entrada estaba llena de humo y de inmediato colaboró con la evacuación de los residentes.

El incendio fue atendido por los bomberos y ninguno de los residentes necesitó asistencia médica.

La hija mayor de Ekaterina le contó a la madre que había puesto comida a calentar y sintió el olor a cables quemados. Luego quitó la sartén y pensó que era algo que venía de la baldosa, pero no se veía nada. Ella entró en otra habitación para mirar la televisión y sintió que empezaba a oler más fuerte. Cuando fue a ver ya había fuego.

"Ella se asustó, dejó la puerta abierta, agarró a su hermana menor y corrió al balcón", relató Ekaterina, quies es además madre soltera de tres niños.
En el momento del incendio, el hermano del medio estaba con familiares en otra ciudad y ahora la mujer damnificada envió también a sus otras dos hijas mientras ella se fue donde una amiga. El departamento quedó inhabitable pero ellas están vivas gracias al heroico joven.