(Video: Twitter)

En tiempos actuales los ladrones someten a los policías. Así ocurrió en el municipio de Ecatepec, Estado de México, cuando en cuestión de segundos, un supuesto delincuente agredió a los agentes y logró rescatar a su amigo.

Después de que el sujeto semidesnudo activara la pistola, su compañero, quien aparentemente acababa de ser detenido, salió corriendo a la brevedad. 

Tan pronto liberó al hombre, el agresor le devolvió el arma los policías municipales, quienes huyeron del lugar en la colonia Luis Donaldo Colosio.  Hasta el momento, se desconoce si los uniformados volvieron a actuar contra los ladrones.

En pocos segundos, el ladrón desarmó al policía y liberó a sus amigos (Foto:Especial)
En pocos segundos, el ladrón desarmó al policía y liberó a sus amigos (Foto:Especial)

Policías, las otras víctimas de la inseguridad 

Hoy por hoy, México enfrenta el peor escenario de inseguridad. Desde que arrancó el 2019,en el país han sido asesinados 107 policías. Es decir, casi uno por día.

Chihuahua es el estado donde se han registrado más asesinatos de uniformados, que hasta abril sumaban trece en total, de acuerdo con la información recopilada por la organización Causa en Común. 

A mediados de enero hubo seis ataques contra policías municipales en este estado, y el 26 de febrero un director de seguridad y su escolta fueron ultimados en el municipio de Cuauhtémoc.

Según cifras, cada día es asesinado un policía en México (Foto: Cuartoscuro)
Según cifras, cada día es asesinado un policía en México (Foto: Cuartoscuro)

La segunda entidad con más policías caídos es Guanajuato (12), precisamente uno de los territorios donde el gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador está doblando fuerzas para combatir el crimen del huachicol. 

Le siguen los estados de Guerrero y Michoacáncon 11 casos en cada uno.
En este último estado el pasado 12 de febrero las autoridades hallaron los cuerpos de cinco policías municipales que fueron secuestrados a inicios de febrero. La Procuraduría del estado señaló a integrantes de la célula criminal “La Vieja Familia Michoacana” como los presuntos responsables.