Árboles enfermos, plagas y especies invasoras: urge restauración ecológica en el Bosque de Chapultepec

FOTO: MARIO JASSO /CUARTOSCURO.COM
FOTO: MARIO JASSO /CUARTOSCURO.COM

Antes de convertir al Bosque de Chapultepec en complejo cultural más grande del mundo,  tal como lo planteó recientemente el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, requiere de una profunda restauración ecológica.

A pesar de que, desde hace más de 10 años se han realizado  múltiples esfuerzos de saneamiento al parque, el "Pulmón de la Ciudad de México" continúa en malas condiciones.

Árboles enfermos, plagas, especies invasoras y mal manejo de residuos son algunos de los problemas que existen en las 685 hectáreas que conforman las tres primeras secciones del Bosque.

"Este parque urbano involucra todo un ecosistema natural que se debe de atender: vegetación, fauna, suelo. Chapultepec es fundamental para la población por los servicios ecosistémicos que brinda como captura de carbono, amortiguamiento de ruido, limpieza de aire y recarga de los mantos acuíferos", explicó el técnico académico del departamento de Ecología de la Restauración de la Universidad Nacional Autónoma de México, Eloy Mendoza.

(Foto: Cuartoscuro)
(Foto: Cuartoscuro)

Según  datos del análisis forestal a cargo de Pro Bosque Chapultepec,  la Tercera Sección 25% de los árboles de las mesetas se encuentran en mal estado.

"Los árboles enfrentan varias plagas como descortezador, conchuela y muérdago pero no son los únicos que necesitan saneamiento, el suelo es de los más dañado. Hay muchas hectáreas de las tres secciones del Bosque que están en completo abandono", afirma Leonardo Sastré, maestro en Ciencias Ambientales.

 Los ahuehuetes son uno de los tesoros que resguarda Chapultepec. Se han identificado más de 700 ejemplares de esta especie considerada como árbol nacional.

"No será nada fácil desarrollar un programa de sustitución de especies respecto al saneamiento del arbolado, debido a que habrá que estar muy bien respaldados por un proyecto de producción de especies nativas para poder satisfacer la demanda de recambio. Es un tema prioritario", explica Eloy Mendoza.

(FOTO: MARIO JASSO /CUARTOSCURO)
(FOTO: MARIO JASSO /CUARTOSCURO)

Este parque urbano se ha convertido en un hogar para animales como el cacomixtle y ajolote, que se encuentran amenazados por especies invasoras. Muchas personas van al parque a abandonar a sus mascotas, lo que se ha convertido en una práctica común y pone en riesgo a las especies endémicas.

"Chapultepec se ha convertido en un resguardo para especies endémicas y fauna silvestre. Es una zona muy importante por la cantidad de especies críticamente amenazadas que aquí sobreviven", indicó Juan Cruzado, maestro en Ciencias por el Instituto de Ecología de la UNAM.

"Hay muchos perros fierales y son un peligro porque depredan la fauna de Chapultepec, los contagian de enfermedades. Los gatos llegan a atacar a las aves silvestres. Es un tema polémico por la participación de las asociaciones protectoras de animales pero se le debe hacer frente. También es un tema de educación ambiental, a la gente se le debe enseñar por qué éstas acciones son un error".

(FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO)
(FOTO: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO)

Los expertos coinciden en que , el primer paso, para hacer del Bosque de Chapultepec un centro cultural de primer nivel, será indispensable hacer una revisión histórica de los proyectos que se han efectuado en el intento de restaurar el parque urbano.

A pesar del deterioro acumulado durante muchos años, el Bosque tiene un gran potencial de restauración y recuperación ecológica,  pero el proceso debe de estar acompañado de una educación ambiental.

"Si la sociedad no se incorpora y no se compromete, por más científicos interesados no va a ver ningún beneficio",  recalcó el  doctor Mendoza.

Para los expertos el riesgo que existe es que el complejo cultural se convierta en un "elefante blanco". De acuerdo con la Secretaría del Medio Ambiente de la ciudad, desde 2004 se han invertido más de 1.000 millones de pesos para la rehabilitación de los espacios de la Primera y Segunda Sección de Chapultepec.

"Lo ideal es que estos espacios generen sus propios recursos de tal forma que al estar bien cuidado puedan capitalizarse. La conservación no esta peleada con las ganancias pero hay que hacer una ecología económica", indicó Eloy Mendoza.