(Foto: Isabel Mateos / CUARTOSCURO)
(Foto: Isabel Mateos / CUARTOSCURO)

México no cuenta con un registro de los niños, niñas y adolescentes que ingresan solos al país por la frontera sur en su intento de llegar a Estados Unidos. A pesar de la emergencia y de la crisis que hay en la frontera sur por la llegada masiva de migrantes, el Gobierno no ha tenido capacidad de generar un registro de tráfico en este sector vulnerable.

El director de la Red por los Derechos de la Infancia en México  (Redim), Martín Pérez García, coincide con otros organismos en la necesidad en que se establezca un registro formal y se sepa el número  de menores, edades y nacionalidades, y urgir que se les garanticen sus derechos.

Pérez García dijo que los únicos datos que se tienen de las niñas, niños y adolescentes que viajan solos por México hacia la frontera norte, son parte del registro que tiene el Departamento de Seguridad de Estados Unidos, ya que el Instituto Nacional de Migración (INM)  no tiene esa capacidad.

(Foto: Isabel Mateos / CUARTOSCURO)
(Foto: Isabel Mateos / CUARTOSCURO)

Según los datos que se tienen por parte de la Patrulla Fronteriza de los EEUU, son 20.916 menores de edad los que fueron detenidos en la frontera México- Estados Unidos, entre enero y marzo de este año.

De esta cifra, 3.595 niños y adolescentes fueron detenidos entre Sonora y Arizona, y fueron llevados a centros de detención en Yuma y Tucson.

Según estos datos, los menores son originarios de Guatemala, Honduras y El Salvador, por lo que forzosamente pasaron por territorio mexicano para llegar hasta la frontera norte.

Mario Luis Fuentes del Sistema Nacional de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, indicó que los albergues no están estructurados ni para el volumen, ni para la vulnerabilidad de los niños.

"Lo que se debe es reconocer la magnitud de lo que está pasando y construir, no sólo las infraestructuras, sino destinar un número de profesionistas, psicólogos, trabajadores sociales, personas de atención primaria de salud, para fortalecer", explicó.

Recalcó que la realidad de los niños, niñas y adolescentes migrantes provenientes de Centroamérica, debe de atenderse de manera urgente, debido a que los albergues están desbordados y no tienen capacidades físicas y humanas.

"México está obligado a proteger a los niños y adolescentes a darles asilo o resguardo en que se define su condición", indicó  Fuentes.

Pérez García consideró que "es ofensiva en sí misma y violenta todos los derechos y tratados internacionales porque estamos hablando de poblaciones que están huyendo de la violencia y que están buscando refugio".