El presidente desayunó con los menores al término de su ponencia (Foto: Cuartoscuro)
El presidente desayunó con los menores al término de su ponencia (Foto: Cuartoscuro)

Las conferencias de prensa matutinas de Andrés Manuel López Obrador suelen prolongarse debido a la pausada manera de hablar del presidente, así como por la extensa lista de preguntas que a diario formulan los representantes de los medios de comunicación. Pero la mañanera de este 30 de abril fue particularmente corta, pues un grupo de niños fueron invitados de honor y terminaron por quedarse dormidos.

AMLO se dispuso a felicitar a los niños de México en su día, lo hizo al llevar a un grupo de infantes de entre seis y siete años, invitados a la conferencia de prensa que realiza cada mañana el presidente, quien sin embargo, no contaba con que los menores no soportarían despiertos durante más de una hora escuchando temas de poco interés para su edad.

"Nos da mucho gusto recibir en Palacio Nacional a los niños y niñas. Aquí trabajamos para atender los asuntos que se tienen que resolver, que se tienen que atender para que todos los mexicanos vivamos felices y en paz. Las niñas, los niños, los jóvenes, los papás, las mamás, los abuelitos, las abuelitas, que seamos muy felices en México y hoy les invitamos porque es el Día del Niño y de la Niña y son ustedes nuestros invitados especiales", mencionó Obrador en su discurso.

El jefe del ejecutivo cuestionó a los niños sobre los maestros que les imparten clases y sus métodos. "¿Ustedes qué opinan de las maestras y los maestros? son buenos? a ver, esto es muy importante, ¿sí les enseñan?", preguntó López Obrador, a lo que los estudiantes respondieron que sí.

Pero a pesar de que luchaban por mantener los ojos abiertos, algunos de estos pequeños no pudieron evitar que entre cada bostezo terminaran por quedarse dormidos, para ganarse las risas y exclamaciones de ternura de los presentes en la ponencia.

En un video compartido por Milenio a través de su cuenta oficial de Twitter, se ve a un grupo de niños acurrucados en las sillas, usando el respaldo para recargar su cabeza, mientras el Presidente respondía las infaltables preguntas de los reporteros.

El mandatario federal explicó la importancia de la igualdad de género en el gobierno federal, y citó el caso de la secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero. Finalmente, López Obrador pidió un aplauso para los niños y las niñas que estaban sentados en primera fila y dio una felicitación para toda la niñez en México, para luego invitar a los presentes a un desayuno en Palacio Nacional con motivo de este día especial para celebrar a los menores.