(Foto: Archivo)
(Foto: Archivo)

Ángel Domínguez Ramírez Jr, alias "El Zeta 39", es el marino originario de Estados Unidos que se convirtió en un experto dentro de la estructura criminal del narcotráfico mexicano, llegó a ser "el elegido" de varias organizaciones delictivas.

"El Zeta 39" fue un veterano de la Infantería de Marina de EEUU que optó por dejar la ley y unirse al crimen organizado. Trabajó  al lado de los cárteles más importantes del país.

Domínguez logró de hacerse un nombre dentro de los grupos delictivos  y hacer su propio imperio narco, esto,  valiéndose de su entrenamiento militar  y gracias a la alianzas  que hizo con cárteles de Sinaloa,  el Jalisco Nueva Generación y el de los Beltrán Leyva; así como de la entrega de sobornos a funcionarios corruptos.

La organización  criminal que construyó "El Zeta 39" no estaba por debajo del Cártel de Sinaloa,  ni algún  la de algún otro capo mexicano. Su imperio lo inició en Perú , Venezuela y Ecuador para llegar con grandes cargamentos de droga a los Estados Unidos utilizando embarcaciones, aviones y camiones de carga que llegaban a Chiapas, y de ahí, hasta la frontera de Texas y California.

(FOTO: DEA/CUARTOSCURO)
(FOTO: DEA/CUARTOSCURO)

Las autoridades texanas dijeron que Domínguez Ramírez logró lo impensable, pues creo sociedades con cárteles rivales como el  de Sinaloa, el del Golfo y los Beltrán Leyva.

Se sabe poco de este narcotraficante debido a que utilizaba sus tácticas de seguridad aprendidas en la Marina estadounidense, la poca información que se sabe sobre él, es que tiene las 2 nacionalidades: mexicana y estadounidense, y  cojea de una pierna por una lesión relacionada con su servicio militar.

En el 2016 "El Zeta 39" fue arrestado en México durante una operación militar en el estado de Sonora, y hasta la fecha se encuentra pendiente su extradición a San Diego, California, en donde enfrentará 13 cargos de tráfico de drogas y lavado de dinero.

Documentos judiciales de Estados Unidos indican que otras 40 personas estarían involucradas con la producción de 5 toneladas de cocaína, y  con la obtención de más de 9 millones de dólares productos del narcotráfico.

(Foto: Archivo)
(Foto: Archivo)

Los fiscales afirman que el grupo criminal que lidera se llama “Seguimiento 39”,  por su apodo que le pusieron le sanguinario cártel de “Los Zetas”.

Antes de su captura, el policía Iván Reyes Arzate se vio con Domínguez y le advirtió al exmarine que un agente de la DEA le había pedido que colaborara con él para su detención.

La DEA había confiado en Reyes pero fue él quien le enseño a “El Zeta 39” las fotografías que le habían tomado en Cancún , y la dirección de un departamento en donde se ocultaba con sus cómplices en la capital mexicana.

Incluso le dio el nombre de un restaurante hasta donde los habían seguido varias veces, para alertarlo de que las autoridades ya lo tenían en la mira.

Desde una fecha desconocida hasta mayo del 2017, según informes de la DEA, su célula delictiva conspiró para que llegara la cocaína desde México, Costa Rica, Nicaragua y otros países, a Estados Unidos.

El excomandante Reyes finalmente se entregó a las autoridades de Chicago en abril de 2017, declaró que recibió  un poco más de 3 millones de dólares  del Cártel de loa Beltrán Leyva por información. De esos sobornos “El Zeta 39” se benefició.

La investigación que autoridades de EEUU realizan en contra de Domínguez Ramírez,  destapó niveles de corrupción sin precedentes dentro del gobierno mexicano, los departamentos de policía locales, federales y el Ejército Mexicano.

Algunos de sus cómplices son Mario Alberto Marrufo Mata, alias “Alfil”; Jesús Barrera Gómez, apodado “Meridio”; Wong Hung NG, mejor conocido como “Mau”; Gilberto Gerardo “Lic” Villalobos Zamora; y Carlos Flores Martínez, alias “Félix”.

En caso de llegar a Estados Unidos, podría pagar cadena perpetua igual que El Chapo Guzmán por los delitos que se le imputan.