Andrés Manuel López Obrador no dio conferencia de prensa este viernes. (Foto: Archivo)
Andrés Manuel López Obrador no dio conferencia de prensa este viernes. (Foto: Archivo)

Este viernes santo el presidente Andrés Manuel López Obrador no ofreció conferencia de prensa matutina, pero sí utilizó el Twitter para aleccionar a sus seguidores parafraseando a Cristo.

"Dicen que no es de su autoría, que ni siquiera es sermón, que si acaso es la suma —inconexa y heterogénea— de sentencias orales expuestas a lo largo de la historia cívica y religiosa. Alegan que fue estructurado por sus seguidores para aleccionar y conseguir feligreses", escribió el mandatario del estado laico mexicano.

"Pero qué bello es parafrasearlo: bienaventurados los pobres, los humildes, los que lloran, los que padecen de persecución, los que tienen hambre y sed de justicia, y los de buen corazón", agregó.

López Obrador no es tímido a la hora de hablar de su lado espiritual en público. En sus discursos utiliza frases como "pecado" para describir actividades ilícitas en la función pública.

Irónicamente, se dice un admirador del presidente Benito Juárez, impulsor de la Reforma que separó a la Iglesia del Estado, no sin antes librar una guerra.

López Obrador se refirió al discurso del llano, que aparece en el nuevo testamento de La Biblia (Mateo 5:4).

En aquel tiempo bajó Jesús del monte con los Doce y se paró en un llano con un grupo grande de discípulos y de pueblo, procedente de toda Judea, de Jerusalén y de la costa de Tiro y de Sidón.

Él, levantando los ojos hacia sus discípulos, les dijo:

Dichosos los pobres, porque vuestro es el reino de Dios.

Dichosos los que ahora tenéis hambre, porque quedaréis saciados.

Dichosos los que ahora lloráis, porque reiréis.

Dichosos vosotros cuando os odien los hombres, y os excluyan, y os insulten,

y proscriban vuestro nombre como infame por causa del Hijo del hombre.

Alegraos ese día y saltad de gozo, porque vuestra recompensa será grande en el cielo.

Eso es lo que hacían vuestros padres con los profetas.

Pero, ¡ay de vosotros, los ricos, porque ya tenéis vuestro consuelo!

¡Ay de los que ahora reís, porque haréis duelo y lloraréis!

¡Ay de vosotros, los que estáis saciados, porque tendréis hambre!

¡Ay si todo el mundo habla bien de vosotros!

Eso es lo que hacían vuestros padres con los falsos profetas.

Devoto de la Virgen de Guadalupe

Ningún otro presidente mexicano moderno ha tenido tantas referencias bíblicas en sus intervenciones públicas como AMLO, consciente de que 84.2 millones de mexicanos son católicos.

Una estampita de la Virgen de la Guadalupe en su cartera protege de los males al presidente Andrés Manuel López Obrador, un político que se define de izquierdas pero que tiene profundas convicciones cristianas tanto en el fondo como en las formas.

Andrés Manuel López Obrador no esconde su cristianismo. (Foto: Cuartoscuro)
Andrés Manuel López Obrador no esconde su cristianismo. (Foto: Cuartoscuro)

Desde que asumió la presidencia el pasado 1 de diciembre, este jueves Santo fue el primer día en el que López Obrador falló a su rueda de prensa diaria y decidió descansar.

"Yo soy admirador de Jesucristo. Sus principios y sus obras y sus hechos lo que demuestran es un profundo amor al prójimo. Y un revolucionario es un hombre con un profundo amor", aseguró hace años López Obrador.

El mandatario, que pregona una austeridad protestante, resume su pensamiento asegurando que tanto la justicia social como Cristo "son amor".

Esta dualidad se plasmaría incluso en el nombre de su hijo menor, Jesús Ernesto, quien se llama así por Jesucristo y por Ernesto "Che" Guevara, según el columnista mexicano Raymundo Riva Palacio.

"No busca la congruencia, sino fortalecer su proyecto político mediante el sesgo hacia grupos religiosos, a pesar de que eso no empata con la idea común que tenemos de progresismo o izquierdismo", comentó a la agencia de noticias Efe Ulises Flores, profesor de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso).