Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores (Foto: Cuartoscuro)
Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores (Foto: Cuartoscuro)

El gobierno de México dijo este miércoles que protegerá a sus empresas con negocios en Cuba tras la decisión de Estados Unidos de activar una norma que permite demandar en tribunales de ese país a compañías extranjeras que gestionan bienes confiscados tras la revolución de 1959.

"El Gobierno de México protegerá a las empresas mexicanas que hacen o tienen interés en hacer negocios con Cuba y que pudieran ser afectadas", dijo la Cancillería en un comunicado.

Después de mantenerla suspendida por más de dos décadas, Washington aplicará el Título III de la Ley Helms-Burton que permite, a ciudadanos estadounidenses y a exiliados cubanos, demandar en las cortes federales de Estados Unidos a empresas que obtuvieron ganancias a través de compañías nacionalizadas por el gobierno.

La Cancillería lamentó la decisión estadounidense y agregó que México rechaza, "como lo ha hecho históricamente", la aplicación de leyes comerciales unilaterales con carácter extraterritorial, "pues violan las normas del derecho internacional", precisó el comunicado.

El desabastecimiento de alimentos golpea a la población cubana. (Foto: Archivo)
El desabastecimiento de alimentos golpea a la población cubana. (Foto: Archivo)

"En este sentido, México refrenda su apoyo al fin del bloqueo económico y comercial impuesto contra Cuba", señaló la Cancillería.

La Unión Europea, principal socio comercial de Cuba desde 2017, y Canadá manifestaron también este miércoles su disgusto por la decisión en una declaración conjunta, y prometieron "proteger los intereses" de sus empresas ante la Organización Mundial del Comercio (OMC).

La Habana, por su parte, rechazó la medida del gobierno de Donald Trump, que entrará en vigor el 2 de mayo, y la consideró "un ataque al Derecho Internacional y a la soberanía de Cuba y de terceros Estados".

La subsecretaria del Departamento de Estado de EEUU para el Hemisferio Occidental, Kimberly

John Bolton (Reuters)
John Bolton (Reuters)

Breier, advirtió que no habrá exenciones. Según aclaró, Estados Unidos ha estado en contacto cercano con sus aliados durante el proceso de definiciones sobre esta sección de la ley que se mantenía inactiva desde hace dos décadas.

El consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, dijo en Twitter que "Estados Unidos va a seguir tomando acciones duras contra los REGÍMENES que apoyan la fallida dictadura de Maduro".

Cuba, que sufre un embargo estadounidense desde 1962, es acusada por Washington de apoyar a Maduro, cuyo gobierno no ha sido reconocido por Estados Unidos, que apoya al líder opositor Juan Guaidó, jefe del Parlamento autoproclamado presidente interino de Venezuela.

Estados Unidos encabeza la presión internacional para sacar a Maduro del poder y ha aplicado sanciones financieras y petroleras contra la colapsada economía venezolana. En el marco de estas sanciones, ha penalizado también a empresas que llevaban crudo venezolano a la isla.

El vínculo entre Cuba y Washington se deterioró aún más desde la llegada a la Casa Blanca de Bolton, quien ya había anunciado antes "acciones directas" contra lo que denominó la "troika de la tiranía", integrada por Cuba, Nicaragua y Venezuela.