Las autoridades informaron del fraude. (Foto: Twitter/ elconnsejomx)
Las autoridades informaron del fraude. (Foto: Twitter/ elconnsejomx)

Autoridades de la Ciudad de México investigan nueva modalidad de fraude telefónico conocida como "La Patrona".

En el noticiero En punto, con Denise Maerker mencionó que estos grupos delictivos buscan aprovecharse de las trabajadoras del hogar al llamar por teléfono y pedirles que busquen dinero para que después lo depositen.

Entre enero del 2018 y marzo del 2019 hay mil 688 reportes que se han hecho de diferente índole, de ese total 172 han sido por la modalidad del fraude telefónico. Dentro de estos, 66 fueron específicamente de "sobre amarillo".

"Se les llama por teléfono creando falsa impresión de una situación de emergencia de la cual está siendo víctima "La Patrona" o "El Patrón". De esto han sido sujetos funcionarios públicos, directores de bancos, básicamente sectores de clase media de toda la Ciudad de México", mencionó Salvador Guerrero del Consejo Ciudadano de Seguridad de la Ciudad de México.

(Foto: Twitter/ elconnsejomx)
(Foto: Twitter/ elconnsejomx)

Gustavo A. Madero, Álvaro Obregón, Miguel Hidalgo, Cuauhtémoc, Coyoacán y Benito Juárez son las principales delegaciones que han reportado este tipo de fraudes, según la plataforma "DíSi".

¿Cómo operan "la patrona"?

Salvador Guerrero, presidente del organismo, explicó que lo primero que suelen hacer los defraudadores es obtener datos personales del patrón o la patrona de la casa y solo llaman a la hora que están las trabajadoras en el hogar.

Los defraudadores se hacen pasar por abogados, ministerios públicos, contadores, funcionarios de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público o hasta familiares.

Al momento de hablar con las trabajadoras les hacen creer a las trabajadoras del hogar que su patrón o patrona tienen problemas urgentes de carácter legal y las inducen a "cooperar" para ayudarlos a buscar y entregar objetos de valor o dinero en efectivo que sustraen de lugares específicos de la casa.

(Foto: Twitter/ elconnsejomx)
(Foto: Twitter/ elconnsejomx)

Los defraudadores son quienes instruyen a las trabajadoras a que entreguen las pertenencias dentro de un sobre amarillo que lleva un cómplice del defraudador por la zona donde se encuentra el domicilio. Se dice que hay casos en donde les ordenan depositar el dinero en tiendas de conveniencia.

Los delincuentes aprovechan la vulnerabilidad y la falta de información de las trabajadoras del hogar, así como la lealtad que las lleva a realizar cualquier cosa por "ayudar"a sus empleadores.

Entre los pagos que han recibido los defraudadores van de los tres mil hasta los 100 mil dólares, entre artículos de valor y joyas.

Guerrero Chiprés recomendó tener una comunicación entre empleadores y trabajadores para saber lo que sucede en el hogar y que no tengan miedo al momento de que hablen por teléfono con un delincuente.

(Foto: Twitter/ elconnsejomx)
(Foto: Twitter/ elconnsejomx)

"El miedo y la incertidumbre, así como el factor sorpresa, son los instrumentos que manejan las organizaciones criminales para que no haya denuncia o se culpe a la autoridad, cuando los culpables son los organismos criminales y son también los que hacen vulnerables", mencionó el Consejo Ciudadano de Seguridad de la Ciudad de México.