Así era la red de lavado de La Unión Tepito: fundaciones, universidades y hasta cirujanos plásticos involucrados

El grupo criminal liderado por Roberto Mollado Esparza, alias "El Betito", lavó millones de pesos producto del narcotráfico, extorsiones y secuestro, a través de una red nacional que incluye agencias de publicidad, universidades, fundaciones , abogados y hasta cirujanos plásticos

Roberto Mollado Esparza, lideraba red de lavado de dinero en diversos estados de la República Mexicana (Foto: Secretaría de Seguridad Pública)
Roberto Mollado Esparza, lideraba red de lavado de dinero en diversos estados de la República Mexicana (Foto: Secretaría de Seguridad Pública)

El grupo criminal conocido como La Unión Tepito,  liderado por Roberto Mollado Esparza, alias "El Betito",   lavó millones de pesos producto de sus acciones delictivas, a través de una red nacional que incluye agencias de publicidad, universidades, fundaciones , abogados y hasta cirujanos plásticos.

De acuerdo con la Secretaria de Seguridad Pública (SSP) de la Ciudad de México y la Procuraduría General de la República (PGR), la red operaba a nivel nacional y están involucradas 45 personas clave, que según informes de las corporaciones de seguridad, tienen nexos con integrantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y un ministro retirado de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Casi todas las personas claves en la investigación están identificadas plenamente, según el informe "Estructura Financiera de la Unión", elaborado por la SSP y la PGR.

Según dicha investigación, los principales personajes en la red de lavado de dinero  son: Marco Antonio C., rector de una universidad, Alejandro V., dueño de agencias de publiocidad, las abogadas Rebeca M., María Helena G., y el empresario Carlos D.

Gorras bordadas para su grupo y armas personalizadas paras sus allegados (Foto: Especial)
Gorras bordadas para su grupo y armas personalizadas paras sus allegados (Foto: Especial)

También las autoridades identificaron a cirujanos plásticos, algunos dueños de hospitales privados y clínicas en Morelia, Tijuana, Cancún, Estado de México y la capital mexicana.

En los expedientes de la SSP y la PGR están registrados cientos de movimientos bancarios, algunos de los cuales terminaron en una empresa comercializadora en Ecatepec, Estado de México.

La PGR a través de  diversos rastreos que realizó a cuentas bancarias,  logró obtener número telefónicos que vinculan a "El Betito", "El Pistache"  y otros lideres de "La Unión Tepito" o "La Unión B" con sus testaferros.

Entre los personajes que destacan en esta red de lavado de dinero, está el doctor Luis Enriqeu M., que es dueño de una clínica en la colonia Del Valle en la Ciudad de México, y es socio de un table dance que se encuentra cerrado desde el 2013.

Otro doctor involucrado es Jeremías F., quien tiene una fábrica en Tepito y ha realizado cirugías a personalidades del espectáculo.

(Foto: ARMANDO MONROY /CUARTOSCURO)
(Foto: ARMANDO MONROY /CUARTOSCURO)

Raúl A., también doctor y dueños de una clínica de Tijuana y sobrino de un ministro retirado de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Rubén S., presuntamente esta vinculado con un senador priista y con Marco Antonio C., rector de una universidad ligado con un exgobernador de Veracruz.

Según da cuenta el portal La Silla Rota, esta red de lavado, que ya fue desarticulada, se descubrió gracias a que  Jose Alberto Maldonado, "El Betito"",  abrió una cuenta bancaria el 13 de febrero de 2017, en donde presentó una identificación con su nombre verdadero y una dirección en la colonia Narvarte.

La dirección registrada fue Ángel Urraza y Uxmal, Eje Sur 6, departamento 503, donde se suponía habitaba "El Betito", y en la que elementos de Inteligencia montaron guardias observando los movimientos de "El Betito".

La cuenta que abrió la utilizaba para pagar colegiaturas, un seguro de vida y retiro en cajeros automáticos. El saldo nunca bajaba del millón de pesos.

Las investigaciones condujeron a cientos de cuentas donde se trasferían y recibían grandes cantidades de dinero, entre 6 millones 148 mil pesos que fueron trasferidos a Marco Antonio C. rector de una universidad.

En la red, según investigaciones, también están involucrados contadores públicos, licenciados en mercadotecnia, socios de despachos de abogados.