Tony Smith soñaba con pasar unas vacaciones de lujo y relajación en Cancún, México, pero el pensionado británico fue deportado después de ser confundido con un criminal internacional.

El hombre pasó tres días detenido (Especial)
El hombre pasó tres días detenido (Especial)

El hombre de 66 años viajó desde West Sussex  a México el pasado noviembre junto a su esposa Carole y lo que imaginaban como unos días de ensueño se convirtieron en pesadilla luego de que Tony pasara tres días detenido en el aeropuerto de Cancún, en una diminuta habitación sin ventanas y tratado como si fuera un "asesino serial".

Hasta ahora desconoce la razón exacta de su detención. Únicamente le dijeron que su nombre estaba en una lista de criminales internacionales bajo la mira de Estados Unidos.

 

Carole, quien lleva casada 30 años con Tony, explicó a Daily Mail que desde el inicio las vacaciones fueron raras, pues no pudieron hacer check-in  vía web y una vez en el aeropuerto, la empleada de la aerolínea no podía imprimir el boleto del hombre.

 

Una vez que iban a abordar se emitió una alerta cuando pasó el boleto de Tony y cuando aterrizaron en México, el hombre fue llevado a una habitación y no a la fila para pasar el control de pasaportes.

Tony fue interrogado del por qué estaba en el país, cuánto dinero llevaba y si había estado antes en América. Después de que le tomaran una foto y sus huellas digitales lo dejaron ir, pero fue nuevamente detenido y entonces le informaron que pasaría tres días en el aeropuerto antes de ser deportado.

Carole tuvo que viajar sola al hotel que habían reservado y empezó a hacer llamadas a sus cuatro hijos y al consulado británico, pero le dijeron que no podían hacer mucho porque su esposo no había sido arrestado, sino detenido.

La pareja viajó a Cancún para pasar sus vacaciones (Foto; Archivo)
La pareja viajó a Cancún para pasar sus vacaciones (Foto; Archivo)

"Sabía que había sospechas de que mi esposo era un criminal internacional, pero para mí sonaba como estaba siendo tratado como asesino serial", declaró la esposa.

Finalmente, la pareja se pudo reunir tres días después, aunque Tony subió al avión rodeado por gente de seguridad.

Después de la difícil experiencia que vivió, Tony Smith supo que tiene el mismo nombre de varios criminales buscados en Estados Unidos, aunque no la misma fecha de nacimiento.

También supo que las aerolíneas comparten detalles de los vuelos sobre Canadá, El Caribe y México y aunque el vuelo nunca pise territorio estadounidense tienen la información de los criminales buscados en ese país.

Aunque la pesadilla terminó para Tony, el pensionado británico teme que vuelva a ocurrirle lo mismo.