Así encontraron al perro los activistas en Tehuacán (Video: Facebook TAC Una Protección al Entorno A.C.)

Después de horas de búsqueda por las calles de Tehuacán, Puebla, activistas encontraron a Miky acostado en el exterior de un portón. El perro, tal y como reportaron los vecinos, tenía el rostro cubierto de sangre. Había perdido un ojo y el segundo estaba fuera de la cuenca.

Hecho un ovillo sobre el piso, Miky enfrentaba sus últimas horas de vida. De sus ojos corrían lágrimas de sangre. Los voluntarios de la protectora TAC Una Protección al Entorno A.C. acudieron al lugar después de recibir el aviso de un ciudadano que no supo proporcionar la ubicación exacta del can.

Los responsables de la protectora trasladaron al perro a una clínica veterinaria para tratar de salvar el ojo que Miky aún no había perdido (Foto: captura de pantalla video Facebook TAC Una Protección al Entorno A.C.)
Los responsables de la protectora trasladaron al perro a una clínica veterinaria para tratar de salvar el ojo que Miky aún no había perdido (Foto: captura de pantalla video Facebook TAC Una Protección al Entorno A.C.)

En video, mostraron el lugar en el que hallaron al perro. Lo acariciaron, y tras asistirlo, lo llevaron a la clínica veterinaria Arca de Noé con la esperanza de salvar el ojo que aún conservaba. Para ellos, la historia terminaba con "un final feliz". Pero la realidad resultó devastadora.

El doctor Eduardo Haghenbeck explicó a los voluntarios de TAC que el estado de Miky era crítico. El presunto agresor no le había sacado los ojos, sino que le había propinado un golpe tan fuerte en la cabeza que estos saltaron de las órbitas por el impacto.

Sus tímpanos también estallaron, y el daño cerebral dejaba un horizonte nada alentador para Miky. A través del Facebook de la protectora, el veterinario contó que había solicitado la asistencia de un compañero experto en neurocirugía canina, para valorar sus posibilidades reales de  sobrevivir.

El veterinario explicó en un video a través de Facebook que el golpe que recibió Miky le provocó una fractura severa en el cráneo (Foto: captura de pantalla video Facebook TAC Una protección al Entorno A.C.)
El veterinario explicó en un video a través de Facebook que el golpe que recibió Miky le provocó una fractura severa en el cráneo (Foto: captura de pantalla video Facebook TAC Una protección al Entorno A.C.)

Sin embargo, antes de que pudiera tratarlo el especialista, Miky falleció. Pereció al no poder resistir las graves secuelas de la agresión.

Desde TAC informaron que entregarán una recompensa a quien facilite información que lleve a dar con el responsable del ataque.

Contaron además que están trabajando estrechamente con el Gobierno Municipal de Tehuacán para impulsar el cumplimiento de la ley vigente de protección animal en el estado de Puebla.

Una pena de prisión de hasta seis años

El Código Penal del Estado Libre y Soberano de Puebla decreta en su artículo 470 la pena de prisión establecida para delitos de maltrato animal.

"Al que mediante acción u omisión, realice actos de maltrato o crueldad en contra de cualquier animal con la intención de ocasionarle dolor, sufrimiento o afectar su bienestar, de manera ilícita o sin causa justificada, provocándole lesiones que no pongan en peligro la vida, se le impondrán de seis meses a dos años de prisión y multa de cincuenta a cien días de salario" concreta el texto legal.

El responsable de la agresión a Miky (Foto: Facebook TAC Una Protección al Entorno A.C.)
El responsable de la agresión a Miky (Foto: Facebook TAC Una Protección al Entorno A.C.)

Además, explica el Código, si las lesiones "provocan la muerte del animal, se impondrán de dos a cuatro años de prisión y multa de doscientos a cuatrocientos días de salario".

Esto significa que el responsable de la agresión a Miky podría enfrentar una pena de hasta cuatro años de prisión, una condena que aumentaría a seis años si el atacante hubiera utilizado para herir al can "un método de extrema crueldad", de acuerdo al artículo 472.

Para hacer cumplir esta ley, la asociación TAC trabaja de la mano con las autoridades de Tehuacán, y esperan que el caso de Miky ayude a que estos actos de maltrato dejen de quedar impunes.