La agresión a una familia que viajaba en un automóvil en Nuevo Laredo, Tamaulipas, con disparos de arma de fuego realizados desde un helicóptero de la Secretaría de  Marina (SEMAR), motivó que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitiera la Recomendación 4/2019, dirigida al Secretario de Marina,  Almirante José Rafael Ojeda Durán.

La agresión por parte de elementos de la Marina, que provocaron la pérdida de la vida de dos niñas y su madre, así como daños a la integridad de otras tres personas, ocurrieron en la madrugada del 25 de marzo de 2018, en un carretera del municipio de Reynosa en el estado de Tamaulipas.

Luego de investigaciones, la CNDH acreditó violaciones a los derechos humanos a la vida, integridad personal y a la seguridad jurídica en contra  de quienes viajaban en dicho automóvil, por el uso arbitrario de la fuerza letal y la omisión de brindar auxilio y adoptar medidas de protección por los elementos navales que formaban parte de la tripulación de la aeronave.

Los disparos realizados se dirigieron hacia vehículos y personas que no representaban riesgo o peligro para el personal naval que empleó una ametralladora que tiene la capacidad de disparar tres mil proyectiles por minuto.

Una familia murió por fuego de la Marina. (Foto: PGR)
Una familia murió por fuego de la Marina. (Foto: PGR)

Los hechos por los que la CNDH emitió la Recomendación, sucedieron alrededor de las 2 de la madrugada, cuando una familia  que se dirigía a su casa fue atacada desde el aire  por un helicóptero de la Marina.

De acuerdo con autoridades locales del estado de Tamaulipas, días después de que saliera en medios de comunicación el ataque, la SEMAR declaró que sus integrantes no habían llevado a cabo disparos desde el aire.

El representante de la entonces Procuraduría General de la República (PGR), dijo que los marinos habían sido  atacados por supuestos integrantes del crimen organizado  a lo que los elementos de seguridad sólo se defendieron.

Sin embargo, Anselmo Apodaca Sánchez,  titular de la Coordinación de Servicios Periciales de la Agencia de Investigación Criminal, contradijo tal versión.

El caso generó indignación social. (Foto: PGR)
El caso generó indignación social. (Foto: PGR)

"Al momento del enfrentamiento, los vehículos (de los delincuentes) estuvieron estáticos por eso es que presentan diversas trayectorias. Al día de hoy, sabemos que (los marinos) fueron apoyados en ese lugar por un helicóptero de la Secretaría de Marina haciendo un viraje sobre la zona y de esta manera al ser agredidos realizan los disparos; por eso estamos seguros que, al inicio de la agresión, el vehículo de la familia va pasando de una dirección de oriente a poniente hasta el lugar donde fue encontrado", indicó Apodaca.

La aeronave despegó de Reynosa con destino a Nuevo Laredo para brindar apoyo disuasivo y sobrevolar áreas críticas en las que el personal naval fue atacado cuando realizaba patrullajes, hechos en los que perdió la vida un capitán y personal de la institución resultó con lesiones de gravedad.

Sin embargo, el helicóptero llegó al lugar cuando los agresores a bordo de vehículos se estaban dispersando, momento en que ya había cesado el intercambio de fuego y estaba bajo control de las autoridades.

La Marina participa en labores de seguridad. (Foto: PGR)
La Marina participa en labores de seguridad. (Foto: PGR)

Tras participar en la persecución de tres vehículos en que viajaban los presuntos agresores, en el trayecto de regreso al lugar del enfrentamiento, la tripulación de la nave advirtió que cerca del entronque de la carretera Piedras Negras y el Segundo Anillo Periférico, se encontraba un
vehículo estacionado, al que presuntamente "no dieron importancia".

Aun cuando los efectivos navales argumentaron que en ese sitio habían sido atacados con disparos de arma de fuego y respondieron a la agresión, se constató que la aeronave no presentaba daño alguno.

Las víctimas sobrevivientes narraron que después de la agresión, cuando el vehículo en el que iban se detuvo por completo en medio de la carretera, observaron que la aeronave se acercó a su automóvil y que descendió personal uniformado que se habría percatado que las personas que iban en el vehículo eran integrantes de una familia y que algunas resultaron lesionadas, no obstante, se retiró del lugar sin brindarles auxilio.