Los detenidos corresponden a los nombres de Rutilio y Karla Magdalena (Foto: FGJEM)
Los detenidos corresponden a los nombres de Rutilio y Karla Magdalena (Foto: FGJEM)

Autoridades del Estado de México detuvieron a una pareja que transportaba el cuerpo de una menor de edad dentro de un tambo de plástico, en la colonia El Paraíso, municipio de Acolman.

Los presuntos criminales fueron atrapados por elementos del Grupo Táctico Operativo (GTO), durante un recorrido de rutina que realizaban por la madrugada en las calles aledañas. Los hechos ocurrieron en la calle Claveles, esquina con 28 de octubre; ahí encontraron al matrimonio conformado por Rutilio López Santiago, de 34 años de edad, y a Karla Magdalena Báez Pérez,  de 25 años, quienes transportaban en un "diablito" color azul el cuerpo de la niña.

Al parecerles sospechosa la actitud de la pareja, los miembros de la corporación los detuvieron para interrogarlos por el contenido del recipiente. En un primer momento ambos respondieron que no había nada en su interior, sin embargo, ante la insistencia de la polícia, la pareja intentó huir.

Tras su captura, la policía abrió el tambo y descubrió el cadáver de una menor cubierta en polvo. Los detenidos confesaron que la víctima tenía 4 años de edad y respondía al nombre de Jade. Según manifestaron, fue abandonada por su madre, amiga de la pareja, después de que argumentara que no podía cuidar de ella. 

El tambo en el que fue transportado el cadáver de la víctima (Foto: Especial)
El tambo en el que fue transportado el cadáver de la víctima (Foto: Especial)

Según su testimonio, la menor fue dejada a su cargo desde el 8 de enero; por todo ese tiempo, la mantuvieron en su patio sin darle cobijo ni alimento. A consecuencia de estos maltratos, falleció el 12 de febrero. 

Por más de una semana, su cuerpo estuvo almacenado en el tambo, cubierto con cal y tierra. La madrugada de este miércoles, decidieron sacar el cuerpo de su domicilio para enterrarla clandestinamente en un terreno abandonado. La  policía confirmó que la pareja llevaba consigo una pala para escarbar. 

Los presuntos culpables fueron trasladados al Ministerio Público de San Juan Teotithuacán, donde contaron lo ocurrido a elementos de la Fiscalía y de la Policía Estatal. En el sitio se abrió una carpeta de investigación por el asesinato de la niña. De acuerdo con su declaración, la madre de la víctima es una joven menor de edad que responde al nombre de Brenda. 

Los restos de la víctima fueron llevados al Servicio Médico Forense, donde se realizarán las pruebas periciales para determinar la causa de su muerte.

Ser niña, niño o adolescente en México representa un 30% más de probabilidades de ser víctima de desaparición o de homicidio, así lo ha indicado Juan Martín Pérez García, director de Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM).