Hasta la fecha no han identificado a los asaltantes (Foto: Captura de pantalla)
Hasta la fecha no han identificado a los asaltantes (Foto: Captura de pantalla)

La noche del martes 22 de enero, dos hombres asaltaron una unidad de transporte público en la carretera Reyes-Zumpango, en el Estado de México. El instante fue captado por una cámara de videovigilancia.

En el video que circula en redes sociales se observa el momento en el que uno de los sujetos se despidió de los usuarios de la unidad diciéndoles "váyanse con cuidado", luego de haberles quitado todas sus pertenencias.

La grabación comienza cuando el conductor de la combi cierra la puerta de la unidad y comienza a avanzar, luego de haberse ocupado todos los asientos del vehículo. Una vez en movimiento, el ladrón que porta chamarra azul, saca un arma y amenaza a los pasajeros para que entreguen sus pertenencias. Mientras eso sucede, su compañero, que porta chamarra negra y roja, los despoja de sus artículos personales

"¡A ver señores, quietos, prietos!", grita el sujeto de chamarra azul. "¿Tu eres guacho vea'? Ustedes son bien pasaditos de verga, a ver apágamelo y dame tu cartera, le amenaza a un joven al mismo tiempo que le quita su celular.

Al tiempo que dice esto, se pone de pie dentro de la unidad y obliga a otro pasajero a cambiarse de lugar. "Pásate para acá, viejo… ¡Pásate para acá; pues si no estoy jugando, hijo de tu perra madre", le grita al señor.

El ladrón toma el asiento del hombre al que obligó a moverse y le ordena al chofer dónde detenerse; "¡Usted a lo suyo hermanito eh, al primer cambio de luces le voy a volar su pinche madre!".

Tras esta afirmación, le da un golpe en la espalda al usuario que se encuentra a su izquierda y le ordena replegarse con el resto de las personas que se encuentran frente a él. "Pásate para allá compadrito; y pásame tu celular y tu cartera, hermanito".

Tras esto, le ordena al conductor que le entregue el teléfono y luego se detenga a la altura de una gasolinera. "Me vas a bajar adelantito de la gas, ¿sale?, Por favor".

"Es en vivo perro, no vine a jugar", le grita a uno de los jóvenes que estaba tardando mucho tiempo en sacar sus cosas de la mochila.

Tras constatar que todos les han entregado sus pertenencias, abre la puerta y se baja del vehículo, no sin antes despedirse de la gente a bordo. "Váyanse con cuidado"; ese es el último mensaje que se escucha en la grabación. Su sarcástico mensaje ha generado indignación en redes sociales.