Un vendedor de tamales mató a dos presuntos extorsionares en la Magdalena Contreras (Foto: Especial)
Un vendedor de tamales mató a dos presuntos extorsionares en la Magdalena Contreras (Foto: Especial)

Un vendedor ambulante de tamales  en la Ciudad de México, asesinó a un hombre y una mujer que se dedicaban a extorsionarlo.

El comerciante conocido como Emilio, disparó a los presuntos delincuentes desde su local,  instalado en una calle de la colonia Cuauhtémoc, en la alcaldía de Magdalena Contreras.

Cansado de que lo extorsionaran, Emilio decidió hacer justicia por propia mano y en cuanto vio acercarse el Tsuru blanco, en donde viajaban los acusados de cobrar "derecho de piso" a comerciantes de la zona, disparó en contra de ellos en varias ocasiones.

La Fiscalía Desconcentrada de Investigación de la procuraduría capitalina en Magdalena Contreras, indaga la muerte del hombre y la mujer, quienes fueron atacados a balazos.

Según testimonios, era la tercera vez que acudían a su negocio para robarlos (Foto: Especial)
Según testimonios, era la tercera vez que acudían a su negocio para robarlos (Foto: Especial)

A las 09:00 horas, elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana recibieron un reporte de que las víctimas habían sido atacadas dentro del vehículo Tsuru, en las calles de Corona del Rosal y Olivos.

Los policías solicitaron apoyo de una ambulancia, cuyos paramédicos confirmaron que la mujer ya no tenía signos vitales. El hombre quedó herido tirado en el suelo junto al  vehículo, con la puerta del lado del conductor abierta. Fue trasladado a un hospital cercano, donde falleció.

Varios testigos dijeron a los policías que la pareja extorsionaba al comerciante de tamales. Está era la tercera ocasión que visitaban el puesto de Emilio para extorsionarlo.

La primera ocasión que le robaron  fue cuando le compraron tamales y  le pagaron con un billete de 500 pesos, pero el vendedor  de avanzada edad no se percató de que era falso.

Los vecinos del comerciante de 60 años dijeron que se había cansado de que lo extorsionaran sin que nadie hiciera nada (Foto: Especial)
Los vecinos del comerciante de 60 años dijeron que se había cansado de que lo extorsionaran sin que nadie hiciera nada (Foto: Especial)

Después lo visitaron nuevamente para robarlo y amenazarlo con machetes, como a otros vendedores de la zona.

En esta tercera ocasión, apenas estacionaron el Tsuru sin placas frente al  puesto  de Emilio, cuando presuntamente les disparó en  varias veces.

El hombre quedó a un lado del coche con al menos una herida de bala en el estómago y la mujer, de aproximadamente 40 años, se desvaneció en el asiento del conductor.

Después de esto el comerciante corrió dejando su puesto de tamales abandonado. En seguida los vecinos se acercaron al área para contemplar los cuerpos de los supuestos delincuentes.

Los vecinos, que conocen al vendedor de 60 años desde hace 10, dicen que se canso de que lo extorsionaran y "nadie hiciera nada".  También explicaron que "cuando alguien no tenía dinero, él regalaba tamales".