Andrés Manuel López Obrador se negó a firmar contra Maduro (Foto: Patricia Juárez)
Andrés Manuel López Obrador se negó a firmar contra Maduro (Foto: Patricia Juárez)

A pesar de que el Gobierno de México haya expresado su preocupación por la situación actual de Venezuela, no firmó la declaración del Grupo de Lima, en el que varios países de la región hicieron un llamado al dictador Nicolás Maduro para que no continuara con su mandato y cediera el poder a la Asamblea Nacional la cual convocaría a nuevas elecciones.

El subsecretario para América Latina y el Caribe de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Maximiliano Reyes, señaló en el marco de la Reunión Ministerial del Grupo de Lima que México no se unió al texto que se discutió el viernes en la ciudad de Lima en Perú.

Pero a pesar de esto, se dijo que "México continuará siendo miembro activo del Grupo de Lima. Esto con la vocación multilateralista de nuestro país y la creencia de que el diálogo y el entendimiento entre los venezolanos será la única vía posible. Nuestra apuesta es por la diplomacia".

Distintos actores políticos y sociales criticaron fuertemente la decisión que tomó el mandatario de no firmar el pronunciamiento, a pesar de que desde un inicio López Obrador mencionó que sería respetuoso de los gobiernos extranjeros y de su política interior, pero sobre todo que en el caso de Venezuela adoptaría un papel de no intervención.

Para la senadora Xóchitl Gálvez  la posición del presidente Andrés Manuel López Obrador es inaceptable al negarse a firmar el documento y señaló a través de su cuenta de Twitter que "La no intervención no debe ser pretexto para avalar la violación de derechos humanos de los venezolanos".

A su vez, el dirigente del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Acción Nacional (PAN), Marko Cortés calificó la postura del Gobierno de México como un "gravísimo error" y señaló a López Obrador por "avalar la dictadura de Maduro en Venezuela", es un "gravísimo error". Mientras que ellos reconocen y respaldan la declaración del Grupo de Lima en la que se solicita a Maduro dejar el poder de Venezuela.

El ex diputado federal y militante del PRD, Fernando Belaunzarán acusó a López Obrador de "consecuentar al tirano" de Venezuela, sin embargo señaló que son muchos los mexicanos que respaldan al pueblo del país sudamericano. 

Mientras que el ex presidente Vicente Fox Quesada acusó al mandatario mexicano y líder del Partido Movimiento Regeneración Nacional (MORENA) por tener políticas como las del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Por su parte, el presidente de la organización México SOS objetó sobre la visión obradorista y mencionó que una cosa es respetar la autodeterminación de un gobierno y otra es "hacerse sordo a un reclamo mundial sobre derechos indispensables de humanos viviendo desesperados por un individuo troglodita, criminal y absurdo".

El activista Alejandro Martí expresó a través de su cuenta de twitter que es "una tristeza ver que México no se sume ante un tirano cruel que tiene a sus ciudadanos muertos de hambre y en el terror de la delincuencia".

El reconocido escritor Enrique Krauze, y los periodistas Denise Dresser y Joaquín López Dóriga reflejaron su molestia en contra de la decisión de Andrés Manuel López Obrador de no atender a un llamado internacional y haberse abstenido de firmar, lo cual consideran es un retroceso a la política exterior.

Nicolás Maduro arribó directamente a Palacio Nacional tras la toma de posesión del presidente Andrés Manuel López Obrador, el pasado primero de diciembre mientras decenas de manifestantes se proclamaron en contra de su visita a México.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: