El secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, se reunió con diputados para informar sobre el aeropuerto de Texcoco y el presupuesto 2019. (Foto: Cámara de Diputados)
El secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, se reunió con diputados para informar sobre el aeropuerto de Texcoco y el presupuesto 2019. (Foto: Cámara de Diputados)

A inversionistas que adquirieron bonos del cancelado aeropuerto de Texcoco no les convenció la segunda oferta de recompra del gobierno de Andrés Manuel López Obrador y la rechazaron con el argumento de que no fueron consultados. Sin embargo, dejaron la puerta abierta para una nueva negociación.

Se trata del grupo de tenedores de bonos Ad Hoc, en el que participan grandes instituciones internacionales de inversión, representado por la firma de abogados Hogan Lovells.

En un comunicado emitido a través de la firma legal expresaron su disposición a discutir sus inquietudes con las autoridades que administran el Fideicomiso del Aeropuerto de la Ciudad de México (MexCat).

Pese a su rechazo a la nueva oferta del gobierno, los tenedores de bonos aceptaron seguir negociando. (Foto: Archivo Infobae)
Pese a su rechazo a la nueva oferta del gobierno, los tenedores de bonos aceptaron seguir negociando. (Foto: Archivo Infobae)

Este martes 11 de diciembre, la Secretaría de Hacienda de México presentó una nueva y mejor oferta de recompra de bonos y cambios en las condiciones de consentimiento que incluían a aquellos que quisieran mantener sus bonos.

El gobierno de López Obrador, a través de la Secretaría de Hacienda, mejoró la oferta de recompra en un precio fijo de 1.000 dólares por cada 1.000 bonos, más intereses devengados y no pagados.

La nueva oferta también modificó las condiciones de consentimiento, es decir, los términos del contrato original de compra de esos bonos. Para convencer a los inversionistas, Hacienda ofrece ahora 10 dólares de comisión por cada mil bonos los tenedores que participen en la oferta de recompra.

Hacienda explicó que los tenedores de bonos que acepten esa oferta recibirán la comisión por consentimiento incluida en el precio de recompra.

Esos 10 dólares también se ofrecen a los todos los tenedores de bonos que den su consentimiento a las modificaciones propuestas, aun cuando no participen en la oferta de recompra. Es decir, se quedan con sus bonos, pero consintiendo las condiciones de la nueva administración.

Hogan Lovells es el despacho que representa a los inversionistas en Nueva York. (Foto: Especial)
Hogan Lovells es el despacho que representa a los inversionistas en Nueva York. (Foto: Especial)

Los inversionistas, sin embargo, advirtieron que cualquier consentimiento de tenedores que acepten la oferta de las autoridades mexicanas deberá limitarse a aquellos títulos representados en el monto de principal que se recompre y no aplicar para el resto de los bonos.

Para los tenedores de bonos del grupo Ad Hoc, los términos de la propuesta del gobierno mexicano son insuficientes y planteó que cualquier consentimiento en relación con una licitación debe limitarse a la cantidad de bonos realmente comprados, y no aplicar para todos los bonos mantenidos por el tenedor.

Si bien el grupo reconoce que la nueva propuesta hace mejoras, los problemas fundamentales siguen siendo tales que el grupo no puede respaldarla en su forma actual, de acuerdo con el documento.

Para cancelar definitivamente las obras del aeropuerto internacional en Texcoco, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador debe recomprar los bonos mediante los cuales la anterior administración federal obtuvo un financiamiento de 6.000 millones de dólares, y modificar las llamadas condiciones de consentimiento.

Este miércoles Carlos Urzúa, secretario de Hacienda, afirmó que la oferta de recompra no tendrá costo al erario, pues los 36.000 millones de pesos que se obtuvieron de esos bonos son parte de los recursos del Fideicomiso MexCat, que tiene 120.000 millones de pesos.

Sin embargo, el gobierno federal todavía tiene que resolver el pago a contratistas y proveedores y los recursos levantados a través de la FIBRA E, en la que se incluye dinero de las Afores.

Al respecto, el presidente Andrés Manuel López Obrador confió en que la negociación con los inversionistas se resolverá y reafirmó que la cancelación del aeropuerto en Texcoco ahorrará recursos al país.

"Nos vamos a ahorrar 100.000 millones de pesos, y a las pruebas me remito. No puedo decir más, pero el problema se va a resolver, me canso ganso", dijo en su conferencia de prensa matutina de este jueves.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: