La fachada del inmueble que no aparecía en las actas de entrega recepción. (Foto: Cortesía Excélsior)
La fachada del inmueble que no aparecía en las actas de entrega recepción. (Foto: Cortesía Excélsior)

Las nuevas autoridades de la Ciudad de México encontraron un edificio ubicado en la zona centro de la capital que presuntamente utilizaba el pasado gobierno local para labores de espionaje.

Al parecer la administración de José Ramón Amieva –sucesor interino de Miguel Ángel Mancera en el cargo de jefe de Gobierno– pretendió "esconder" el inmueble al no reportarlo en el acta de entrega-recepción que de manera obligada deben entregar las autoridades durante el proceso de transición.

El equipo de la nueva procuradora general de Justicia de la Ciudad de México, Ernestina Godoy, detectó el inmueble a finales de noviembre, cuando todavía no asumía el cargo.

Al tomar posesión, el pasado 5 de diciembre, comenzaron a investigar y encontraron en el lugar algún equipo de comunicaciones para espionaje y mobiliario con los logos de la institución.

Ernestina Godoy, procuradora de la Ciudad de México, reveló el hallazgo del inmueble. (Foto: Especial)
Ernestina Godoy, procuradora de la Ciudad de México, reveló el hallazgo del inmueble. (Foto: Especial)

No obstante, la mayor parte del edificio ya estaba vacío, por lo que las nuevas autoridades abrieron una capeta de investigación –en principio por presuntas irregularidades en la entrega recepción del inmueble– para investigar el uso del equipo que allí se encontraba y a los responsables de utilizarlos.

"Ya tomamos el edificio, ya está resguardado, y hay una serie de aparatos, telefónicos y de informática, que al parecer se utilizaban para espiar, pero hasta ahora es sólo una hipótesis", dijo Godoy en días pasados.

Sin embargo, este domingo la nueva jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, confirmó que en el lugar hallaron "información privilegiada que no debería estar ahí".

Dijo que las investigaciones están en curso y, por el momento, no hay todavía información suficiente al respecto, pero "lo cierto es que sí había información que no debían tener".

Claudia Scheinbaum, nuva jefa de Gobierno de la capital mexicana, aseguró que en el lugar había información que no debía estar ahí. (Foto: Especial)
Claudia Scheinbaum, nuva jefa de Gobierno de la capital mexicana, aseguró que en el lugar había información que no debía estar ahí. (Foto: Especial)

La procuradora además detalló otras irregularidades en la operación de este presunto centro de espionaje, que al parecer estaba a cargo de Gustavo Caballero, ex jefe de la Policía Cibernética durante el gobierno de Mancera.

Godoy informó, por ejemplo, que el personal que trabajaba en ese inmueble estaba a cargo de la Procuraduría capitalina y de la Secretaría de Gobierno local, pero al parecer no le reportaba a ninguna de esas dependencias, pues no hay registro al respecto.

"Básicamente trabajaban con presupuesto gubernamental, pero no servían a los intereses de los capitalinos", afirmó Godoy.

De acuerdo con la procuradora de la Ciudad de México, en esas instalaciones había algunas computadoras rotas, equipos de comunicación diversos y hoyos en las paredes donde había instalada fibra óptica y cámaras de vigilancia.

El caso ha quedado a cargo del nuevo jefe general de la Policía de Investigación, Bernardo Gómez del Campo, quien encabeza las investigaciones de este edificio que aparentemente operaba como una oficina más del Procuraduría y donde sus empleados ganaban salarios de entre 80.000 y 90.000 pesos.

El inmueble está ubicado en la calle de Manuel Márquez Sterling 15, colonia Centro, a sólo unas cuadras del llamado búnker de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: