Estaba en prisión desde 1992 cuando fue acusado por el crimen de su familia
Estaba en prisión desde 1992 cuando fue acusado por el crimen de su familia

 Roberto Moreno Ramos fue ejecutado con inyección letal en el estado de Texas, acusado del asesinato de su esposa y sus dos hijas hace más de 26 años.

La Fiscalía acusó al nativo del estado de Aguascalientes por haber matado a golpes  a su esposa Leticia, de 42 años, su hija Abigail, de 7, y su hijo Jonathan, de 3 años. Los asesinatos ocurrieron en su casa en Progreso, en la frontera con México.

Las autoridades aseguraron que Ramos golpeó a los miembros de su familia y luego los enterró debajo del piso del baño de la casa para poder casarse con otra mujer con la que estaba teniendo una aventura, según un reporte de la agencia AP.

Su abogado había argumentado que la ejecución debía haber sido detenida bajo el argumento de que su cliente padecía una enfermedad mental y un pasado en el que fue víctima de abuso infantil.

El martes, el Gobierno de México pidió frenar la ejecución e instó a Estados Unidos a acatar el "Fallo Avena", que ya ha sido violado en otros cinco casos.

"Estamos ante un caso flagrante de violación a los derechos humanos y al derecho internacional", sentenció en conferencia de prensa Alejandro Alday, consultor jurídico de la Cancillería.

El caso de Moreno Ramos, es uno de los incluidos en una sentencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya conocida como "Fallo Avena", que en 2004 ordenó revisar los casos de 51 mexicanos condenados a muerte en EEUU.

Sin embargo, subrayó Alday, en lo que respecta a Moreno Ramos el fallo no se había cumplido, y por tanto no se ha atendió con propiedad "está viciado de origen y tiene posteriormente una serie de fallas que constituyen violaciones de derechos humanos".

El director general de Protección a Mexicanos en el Exterior Jacob Prado pidió frenar la ejecución de Moreno Ramos (Foto: EFE/Mario Guzmán)
El director general de Protección a Mexicanos en el Exterior Jacob Prado pidió frenar la ejecución de Moreno Ramos (Foto: EFE/Mario Guzmán)

A través de un comunicado, la Cancillería mexicana condenó la ejecución y extendió su "más sentido pésame a los familiares del señor Ramos Moreno".

"México también condena el incumplimiento de las medidas cautelares emitidas en el presente caso por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) el 8 de noviembre de 2002, que solicitó adoptar al gobierno de Estados Unidos. El 1 de noviembre de 2018, la CIDH instó a ese país a suspender la ejecución y otorgar una reparación efectiva al señor Ramos", añadió.

A las 21:00 hora local, la Corte Suprema de Estados Unidos se negó a detener la ejecución, 46 minutos después se le aplicó la inyección letal. Su cuerpo será incinerado en Houston y sus restos serán entregados a sus familiares en California.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: