Elementos de seguridad tuvieron que resguardar la zona (Foto: Especial)
Elementos de seguridad tuvieron que resguardar la zona (Foto: Especial)

Más de dos mil trescientos alumnos del Centro de Bachillerato Tecnológico Industrial y de Servicios (CBTIS) No. 34 en el estado mexicano de Coahuila, se vieron afectados el viernes ya que se suspendieron sus clases debido a que uno de sus compañeros amenazó con armar un tiroteo en plena escuela.

Esto sucedió cuando un joven posteó de manera anónima en redes sociales una imagen que contenía una hoja amarilla con un mensaje de iniciar un tiroteo en la escuela, la información se dispersó rápidamente entre estudiantes, padres de familia y maestros.

El plantel se encuentra en la zona fronteriza con EEUU por lo que la influencia norteamericana es muy elevada, y por ello la directora no esperó a saber si esto se trataba únicamente de una broma o era el vaticinio de un problema mayúsculo.

Además de que EEUU es uno de los países con mayor cantidad de tiroteos y en ese territorio la venta de armas es legal, por lo que la amenaza logró alarmar a estudiantes y padres de familia quienes solicitaron el apoyo de las autoridades.

La directora de la escuela solicitó a la Policía Municipal y de "Fuerza Coahuila", que resguardaran el plantel debido a que se generó psicosis a través ante tal amenaza.

"Me voy a matar. No es broma, haré un tiroteo y los voy a matar a todos", se leía en el mensaje anónimo de un adolescente de quinto semestre, por lo que desató miedo y angustia.

Los profesores, alumnos, directivos, administrativos y padres de familia se alarmaron por el amago y se sintieron intimidades de que ocurriera el "tiroteo". 

La delegada Federal de la Secretaría de Educación Pública (SEP), María Dolores Torres Cepeda decidió aplicar el protocolo de seguridad que se debe de ejecutar en estos casos.

"Me informaron que ya identificaron al alumno y se le aplicarán las medidas disciplinarias que corresponden", externó la funcionaria, según reportó el diario de noticias El Universal.

Apegados a las normas de la escuela, la directora del CBETIS, Blanca Hernández decidió expulsar al alumno por causar pánico entre los demás estudiantes.

Padres de familia contribuyeron a que se le expulsara inmediatamente y exigieron que reciba atención psicológica urgente para evitar que se haga daño a sí mismo y a otras personas.

 

MÁS SOBRE ESTE TEMA: