Los jóvenes dejaron atrás sus inhibiciones y decidieron festejar la noche de Halloween al máximo (Video: Facebook Link Sinaloa)

Cientos de habitantes de la ciudad de Culiacán, en el estado de Sinaloa, fueron protagonistas de un festejo de Halloween sin igual que dejó un saldo de al menos 250 personas detenidas y 75 autos confiscados, según informó Seguridad Pública Municipal.

Videos que circulan en redes sociales comprueban que el festejo rebaso los límites y hubo un momento en el que la policía se tuvo que movilizar luego de escucharse tiros al aire, que se pensó, era un enfrentamiento entre grupos armados.

Culiacán es famosa por ser considerada una de las capitales del narco en México, pero también, por ser la sede del equipo de fútbol Dorados, que dirige el argentino Diego Armando Maradona y ahora por su escandalosa celebración de Halloween en la zona llamada "Malecón Nuevo".

Algunos decidieron llegar con poca ropa  para tolerar el calor (Foto: captura de pantalla)
Algunos decidieron llegar con poca ropa  para tolerar el calor (Foto: captura de pantalla)

Como se puede observar en los videos, los disfraces no faltaron. Crónicas de los diarios locales reseñan que se pudo ver gente montada en caballos, personajes de películas de horror, bailarines exóticos y una un grupo de personas que prendió fuego a una palmera. Gran parte de las detenciones realizadas por la policía fueron por faltas al llamado Bando de Policía y Buen Gobierno, que establece conductas para los ciudadanos como no beber alcohol en la vía pública o no cargar armas sin permiso.

"Los jóvenes, dentro del tumulto, aprovechan el anonimato para hacer desmanes y por eso fueron conducidos a barandilla (detención) la mayor parte de ellos", expresó Óscar Guinto Marmolejo, el Secretario de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, ante la indiferencia con la que jóvenes se paseaban delante de los policías con sus botellas de alcohol.

El ánimo se mantuvo durante horas, hasta después de los arrestos (Foto: Captura de pantalla)
El ánimo se mantuvo durante horas, hasta después de los arrestos (Foto: Captura de pantalla)

Con el paso del festejo, que duró horas, el huno de cigarro se convirtió en olor a marihuana y fue entonces cuando intervino la policía, lo que provocó que la turba intentara huir o rescatar a quienes eran arrestados.

Sin embargo, el festejo arrojó saldo blanco y sólo provocó que al finalizar, las instalaciones de la Fiscalía local estuvieran a su límite por la cantidad de arrestos realizados, en su mayoría, por faltas administrativas.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: