Una batalla por los derechos de marca de Frida, la perra héroe del terremoto, enfrentó a la Marina y a las cerveceras mexicanas

El nombre del can, de raza labrador, quiso ser registrado por la Asociación Cervecera para producir refrescos y prendas de vestir
La labradora, ahora de 8 años, es una celebridad en México

La Armada de México (Semar) obtuvo los derechos sobre el nombre de la perrita Frida, una de las rescatistas de los binomios caninos que se convirtieron en héroes durante los terremotos del año pasado en Ciudad de México, luego de que una asociación de empresas cerveceras intentara lanzar una bebida con su nombre.

El 25 de septiembre del año pasado, apenas unos días después de los sismos, la Asociación Cervecera de la República Mexicana (Acermex) había hecho ante el Instituto Mexicano de Propiedad Intelectual (IMPI) una solicitud de registro de la marca Frida Marina, para usarla en cerveza, refrescos, agua mineral y prendas de vestir como zapatos, blusas y vestidos, entre otros.

La explicación fue que se buscaban hacer un homenaje a la famosa perrita que desató la locura por sus botitas y lentes especiales, además de su impresionante récord de 55 personas rescatadas en 7 años.

Frida se hizo viral y desde entonces empezó a explotarse informalmente su nombre e imagen con la fabricación de perritas tejidas, calcomanías, pinturas, etcétera, fue así que los cerveceros tuvieron la idea de crear una serie de artículos, entre ellos la bebida, con su nombre para obtener recursos que donarían a los damnificados por el terremoto.

Frida tiene en su lista más de 50 rescates en América Latina

El diario mexicano El Universal descubrió que la Semar también solicitó días después, el 2 de octubre de 2017, los derechos sobre el uso del nombre de la labradora para evitar que se convirtiera en cerveza, y después de cuatro meses de trámites en febrero de este año, la Armada se convirtió en la dueña de la marca Frida Marina.

"La perrita rescatista Frida no puede ser asociada con el consumo de alcohol o actividades mercantiles de un tercero, porque traería como consecuencia un perjuicio a los menores, así como a la imagen de la institución", justificó la Marina ante el IMPI.

Uno de los principales argumentos para otorgarle los derechos a la Marina y no a los empresarios fue que Frida ya era identificada como uno de los símbolos de la institución.

La ficha que formaliza a la perrita Frida como marca registrada

De ahora en adelante, utilizar su nombre o figura sin autorización representa una violación de la fracción VII del Artículo 90 de la Ley de Propiedad Industrial, que textualmente señala que no serán registrables como marca:

"Las que reproduzcan o imiten, sin autorización, escudos, banderas o emblemas de cualquier país, estado, municipio o divisiones políticas equivalentes, así como las denominaciones, siglas, símbolos o emblemas de organizaciones internacionales, gubernamentales, no gubernamentales o de cualquier otra organización reconocida oficialmente, así como la designación verbal de los mismos".

De acuerdo con el expediente 1953610 del IMPI, "el producto" Frida Marina es usado para adiestramiento de animales; diseño de eventos de entretenimiento; organización de concursos (actividades educativas o recreativas), de exposiciones con fines culturales o educativos y de conferencias y congresos.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Últimas noticias

Mas Noticias