La variedad de maíz crece en la sierra del estado de Oaxaca (Foto: Getty)
La variedad de maíz crece en la sierra del estado de Oaxaca (Foto: Getty)

Un reciente estudio internacional descubrió que el maíz de la Sierra Mixe, nativo de México, puede fijar el nitrógeno de la atmósfera y así reducir el uso de fertilizantes químicos en la agricultura.

El gobierno mexicano informó que el descubrimiento sería benéfico en caso de que se pudiese incorporar en otras variedades convencionales del grano, disminuyendo la necesidad de agregar fertilizantes químicos e incrementando la productividad de suelos pobres.

Las bacterias que fijan el nitrógeno son capaces de asimilar nitrógeno molecular del aire y convertirlo en una forma que puedan consumir las plantas.

Al usar menos fertilizantes químicos se reduciría su impacto en el medio ambiente y las emisiones de gases de efecto invernadero.

El estudio fue publicado en la revista PLOS Biology el 7 de agosto por un equipo multidisciplinario de científicos de la Universidad de California, Davis; la Universidad de Wisconsin-Madison, el Instituto Tecnológico del Valle de Oaxaca y la compañía de alimentación Mars.

El trabajo de campo se realizó en la Sierra Mixe, en el sureño estado de Oaxaca, incluyendo la participación de la comunidad indígena que allí habita.

 El subsecretario de Fomento y Normatividad Ambiental de México, Carlos Hurtado, explicó que gracias al Protocolo de Nayoga -el cual asegura que los países originarios y proveedores de los recursos genéticos participen de manera justa y equitativa de los beneficios resultantes de la utilización de estos- es que la comunidad indígena pudo ser parte de la investigación.

El Protocolo de Nagoya ofrece a las comunidades indígenas la garantía de que sus conocimientos tradicionales asociados a dichos recursos estén protegidos y sean ellos quienes tomen la decisión respecto a su utilización.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: