Un abuela denunció a su hija de 20 años porque drogó a su nieto de tres meses con una botella de resistol líquido. La madre fue detenida por la policía y el menor quedó a disposición de la Procuraduría para Niños, Niñas y la Familia (Pronnif), en Satillo, capital del estado de Coahuila, al norte de México.

Nancy Velázquez llamó a las autoridades cuando vio cómo su hija Lourdes Padilla Vázquez, de apenas 20 años, intoxicaba a Erik, su nieto, con pegamento.

Elementos del Grupo de Proximidad de Fuerza Coahuila llegaron a la calle El Salto, en la colonia María León, detuvieron a la joven y la pusieron a disposición del Ministerio Público por el delito de de omisión de cuidados.

La abuela informó que que su hija tenía varios días sin prestar atención al bebé, pero ella no podía hacerse cargo del pequeño, por lo que optaron por trasladarlo a la central de la corporación estatal y entregarlo al Proniff.

El médico en turno determinó que el bebé estaba en buen estado de salud y Pronnif decidió trasladarlo a las instalaciones de la Casa Cuna estatal para su cuidado.

LEA MÁS: