Adame, que colaboraba con varios medios locales, es el octavo periodista asesinado en lo que va de este año. Había sido secuestrado por un grupo armado el 18 de mayo pasado en el municipio de Múgica.

De acuerdo con las primeras investigaciones, el periodista fue asesinado por un grupo de sicarios al mando de un narcotraficante identificado por el fiscal como "el Chano" Peña, con quien mantenía problemas personales.

La Fiscalía Estatal señaló que el hallazgo se produjo el 14 de junio. Ese día encontraron un cuerpo calcinado en una barranca que se ubica en la carretera que comunica a las localidades de Nueva Italia y Lombardía. Los restos fueron trasladados al Servicio Médico Forense, donde se realizaron pruebas de genética que permitieron determinar que, efectivamente,  la víctima era el periodista Salvador Adame Pardo.

México es considerado el tercer país más peligroso para ejercer el periodismo en el mundo

El secuestro de Adame, propietario de un canal de televisión local, ocurrió dos días después de que el presidente de México, Enrique Peña Nieto, se comprometiera a fortalecer los mecanismos para garantizar la seguridad de los periodistas y a combatir la impunidad, como respuesta al asesinato de Javier Valdez, un reputado reportero cuya muerte ha sido condenada dentro y fuera del país.

México es considerado el tercer país más peligroso para ejercer el periodismo en el mundo, según la ONG Reporteros Sin Fronteras.

LEA MÁS: