La familia regia que apoyó a Francia y desató indignación en México