Delincuentes son despedidos con lágrimas tras su captura