A 75 años del bombardeo que mató a Roland Fresiler, el sangriento juez de Adolf Hitler

Como presidente del Tribunal Popular, el magistrado nazi condenó a muerte a más de 2.000 personas

El 3 de febrero de 1945, las bombas aliadas que caían sobre Berlín alcanzaron a una de las figuras más siniestras del nazismo, el juez Roland Freisler, responsable de numerosas condenas a muerte contra opositores al régimen.

Freisler, nacido en Celle (norte de Alemania) en 1893, había ingresado en el partido nazi en los años 20 y con la llegada de Hitler al poder, en 1933, hizo una carrera vertiginosa que lo llevó a la presidencia del llamado Volksgerichtshof (Tribunal Popular), la máxima instancia del régimen en asuntos penales.

Entre los condenados a muerte por Freisler destacan los hermanos Sophie y Hans Scholl, integrantes del grupo de resistencia “La rosa blanca”, así como los oficiales que participaron en la conjura contra Hitler el 20 de julio de 1944.

Del proceso contra los conjurados del 20 de julio se conservan imágenes formadas por encargo del régimen que inicialmente pensaron hacer una película de propaganda de ellos. Sin embargo, el comportamiento de Freisler durante el juicio fue tan extremo, con insultos permanentes contra los acusados, que el ministro de Propaganda de Hitler, Joseph Goebbels, optó por descartar el proyecto.

También las respuestas de algunos de los condenados, que no perdieron la compostura ante la inminencia de la muerte ni ante los insultos de Freisler, hacían la filmación de difícil uso para la propaganda nazi. “Tiene usted que darse prisa para colgarnos. De lo contrario lo colgarán a usted antes que a nosotros”, le dijo, por ejemplo, el general Erich Fellgiebel.

Roland Freisler
Roland Freisler

CONDENADA A MUERTE POR DECIR QUE ALEMANIA PERDÍA LA GUERRA

Otra víctima de Freisler fue Elfriede Scholz, la hermana del escritor Erich Maria Remarque, condenada a muerte el 16 de diciembre de 1943 por afirmar que la guerra estaba perdida para Alemania.

“Su hermano lamentablemente se nos ha escapado pero usted no se nos escapará”, le dijo Freisler a Scholz al anunciar la sentencia.

Efriede Scholz fue decapitada el 16 de diciembre de 1943 en la prisión berlinesa de Plotzensee.

Como presidente del Tribunal Popular Freisler condenó a muerte a más de 2.000 personas. En la historia del tribunal, fundado en 1934, se pronunciaron más de 5.000 condenas a muerte

Antes de llegar a la presidencia del tribunal, Freisler había sido secretario de Estado en el Ministerio de Justicia y, como tal, participó en la célebre conferencia de Wannsee, en la que se planificó la llamada "solución final", un eufemismo para referirse al exterminio de los judíos en Europa.

La muerte de Freisler en los bombardeos del 3 de febrero de 1945 impidió que fuera llevado ante los tribunales después de la guerra. No obstante, ninguno de los otros jueces del Tribunal Popular llegó a ser condenado por la justicia alemana, según datos de la fundación Topografía del Terror.

La viuda de Freisler, incluso, Marion Freisler, gozó de una pensión, hasta su muerte en 1997, que se calculaba a partir de lo que su marido hubiera ganado en el sistema judicial alemán después de le guerra.

Sólo después de la muerte de Marion Freisler la justicia determinó que había percibido esa pensión indebidamente.

(Con información de EFE)

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos