Esta fotografía publicada por el Instituto de Ciencias Espaciales y Astronáuticas (ISAS) de la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA) muestra cuatro segundos antes de que la sonda Hayabusa 2 aterrizara en el asteroide Ryugu (Foto de Handout / ISAS-JAXA / AFP)

Esta fotografía publicada por el Instituto de Ciencias Espaciales y Astronáuticas (ISAS) de la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA) muestra cuatro segundos antes de que la sonda Hayabusa 2 aterrizara en el asteroide Ryugu (Foto de Handout / ISAS-JAXA / AFP)

La sonda japonesa Hayabusa2 logró posarse con éxito de forma breve este jueves por la mañana (hora japonesa) en un lejano asteroide, en el punto culminante de una delicada misión iniciada a finales de 2014, con el objetivo de aportar información sobre la formación del sistema solar.

"El aterrizaje es un éxito", declaró a los periodistas Takashi Kubota, director de investigación de este programa de la Agencia de Exploración Espacial Japonesa (Jaxa).

El momento exacto del aterrizaje en el asteroide Ryugu (Foto de Handout / ISAS-JAXA / AFP)

El momento exacto del aterrizaje en el asteroide Ryugu (Foto de Handout / ISAS-JAXA / AFP)

Esta imagen muestra cuatro segundos después de que la sonda Hayabusa 2 aterrizara en el asteroide Ryugu (Foto de Handout / ISAS-JAXA / AFP)

Esta imagen muestra cuatro segundos después de que la sonda Hayabusa 2 aterrizara en el asteroide Ryugu (Foto de Handout / ISAS-JAXA / AFP)

La noticia fue recibida con los aplausos y los rostros de felicidad de los técnicos, que se levantaron en la sala de control para expresar su júbilo.

Un poco antes, un portavoz de la Jaxa, Takayuki Tomboe, había explicado que los datos mostraban que la sonda se había posado aparentemente pero que había que confirmar el éxito de la misión, lo que ocurrió unos instantes después.

En esta foto tomada el 10 de julio de 2019, un hombre pasa junto a una pantalla que muestra una imagen generada por ordenador de la sonda Hayabusa 2, durante un noticiero emitido en el distrito de Akihabara en Tokio (Foto de Behrouz MEHRI / AFP)

En esta foto tomada el 10 de julio de 2019, un hombre pasa junto a una pantalla que muestra una imagen generada por ordenador de la sonda Hayabusa 2, durante un noticiero emitido en el distrito de Akihabara en Tokio (Foto de Behrouz MEHRI / AFP)

Esta fotografía del 11 de julio muestra a investigadores y empleados celebrando después de recibir la confirmación del aterrizaje de Hayabusa 2 en el asteroide Ryugu, en la sala de control de la misión en la ciudad de Sagamihara, prefectura de Kanagawa (Foto de Yutaka IIJIMA / ISAS-JAXA / AFP)

Esta fotografía del 11 de julio muestra a investigadores y empleados celebrando después de recibir la confirmación del aterrizaje de Hayabusa 2 en el asteroide Ryugu, en la sala de control de la misión en la ciudad de Sagamihara, prefectura de Kanagawa (Foto de Yutaka IIJIMA / ISAS-JAXA / AFP)

De este modo, Hayabusa2 se posó por segunda vez sobre Ryugu, el cuerpo celeste en torno al cual giraba desde hacía meses. En esta ocasión, la sonda debía recoger muestras de polvo de su subsuelo.

"Creemos que la sonda recogió algo, pero no podemos decirlo con certeza hasta que la cápsula de la sonda no haya vuelto a la Tierra", precisó Kubota.

La sonda japonesa Hayabusa 2 aterrizó en un asteroide lejano, en una misión para recolectar muestras que pudieran arrojar luz sobre la historia del sistema solar (Foto de Yutaka IIJIMA / ISAS-JAXA / AFP)

La sonda japonesa Hayabusa 2 aterrizó en un asteroide lejano, en una misión para recolectar muestras que pudieran arrojar luz sobre la historia del sistema solar (Foto de Yutaka IIJIMA / ISAS-JAXA / AFP)

Investigadores y empleados, realizando una sesión informativa en la sala de control de la misión Hayabusa 2 en la ciudad de Sagamihara (Foto de Yutaka IIJIMA / ISAS-JAXA / AFP)

Investigadores y empleados, realizando una sesión informativa en la sala de control de la misión Hayabusa 2 en la ciudad de Sagamihara (Foto de Yutaka IIJIMA / ISAS-JAXA / AFP)

El dispositvo, que en general se encuentra orbitando a una veintena de kilómetros del asteroide, empezó su descenso el miércoles.

Hayabusa2 tuvo un primer contacto fugaz con el asteroide en febrero, para recoger polvo de su superficie. Meses después, en abril, la sonda lanzó un "impactador" que, al provocar una explosión cerca del asteroide, generó un gran cráter. Supuestamente, Hayabusa2 se posó en ese cráter el jueves.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: