Acompañado de su esposa Melania, presenció algunos combates entre los colosos de esta antigua lucha tradicional, después de realizar su entrada bajo los aplausos del público en el gigantesco recinto de más de 10.000 plazas, el Riogoku Kokugikan.

Fue el acto final de un evento que había atraído gran atención en Japón, por lo inusual de la presencia de un gobernante estadounidense, y formó parte de las actividades programadas durante la visita oficial que Trump comenzó este sábado y concluirá el martes

Fue el acto final de un evento que había atraído gran atención en Japón, por lo inusual de la presencia de un gobernante estadounidense, y formó parte de las actividades programadas durante la visita oficial que Trump comenzó este sábado y concluirá el martes

El acto se desarrolló en la arena tokiota de Ryogoku Kokugikan, el principal escenario de sumo del país, que tuvo que ser adaptado parcialmente para sentar en sillones especiales a Trump y al primer ministro nipón, Shinzo Abe, acompañados de sus esposas

El acto se desarrolló en la arena tokiota de Ryogoku Kokugikan, el principal escenario de sumo del país, que tuvo que ser adaptado parcialmente para sentar en sillones especiales a Trump y al primer ministro nipón, Shinzo Abe, acompañados de sus esposas

Se desplegó un importante dispositivo de seguridad en este templo del sumo, con estrictos controles a los espectadores

Se desplegó un importante dispositivo de seguridad en este templo del sumo, con estrictos controles a los espectadores

En esta lucha, dos contrincantes o rikishi se enfrentan en un área circular

En esta lucha, dos contrincantes o rikishi se enfrentan en un área circular

El primer luchador en tocar el suelo con alguna parte de su cuerpo a excepción de la planta de sus pies o salir del círculo queda eliminado

El primer luchador en tocar el suelo con alguna parte de su cuerpo a excepción de la planta de sus pies o salir del círculo queda eliminado

Los traductores estuvieron atentos para facilitar el diálogo entre los mandatarios

Los traductores estuvieron atentos para facilitar el diálogo entre los mandatarios

Se advirtió a los aficionados de que quedaba prohibido lanzar sus cojines -como es tradicional cuando un gran campeón, un “yokozuna”, es derribado por su adversario- por miedo a que alguno cayera sobre el presidente estadounidense

Se advirtió a los aficionados de que quedaba prohibido lanzar sus cojines -como es tradicional cuando un gran campeón, un “yokozuna”, es derribado por su adversario- por miedo a que alguno cayera sobre el presidente estadounidense

Muy serio durante los combates, se relajó cuando subió al sagrado cuadrilátero, al que accedió con unas zapatillas especiales para la ocasión

Muy serio durante los combates, se relajó cuando subió al sagrado cuadrilátero, al que accedió con unas zapatillas especiales para la ocasión

Trump llevaba zapatillas oscuras, ya que no estaba permitido pisar el ring con zapatos

Trump llevaba zapatillas oscuras, ya que no estaba permitido pisar el ring con zapatos

El luchador ganador, conocido por su nombre deportivo de Asanoyama, recibió el trofeo de parte de Trump, quien tuvo que ser ayudado por el peso de la copa, de unos 30 kilos, que fue entregada en el círculo de arena conocido como “dohyu”

El luchador ganador, conocido por su nombre deportivo de Asanoyama, recibió el trofeo de parte de Trump, quien tuvo que ser ayudado por el peso de la copa, de unos 30 kilos, que fue entregada en el círculo de arena conocido como “dohyu”

El trofeo lleva el nombre de Copa del Presidente de EEUU, confeccionada en ese país, con 1,37 metros de altura y coronada por un águila

El trofeo lleva el nombre de Copa del Presidente de EEUU, confeccionada en ese país, con 1,37 metros de altura y coronada por un águila

“Me alegró mucho (recibir la copa). Pero no puedo expresarlo con palabras”, afirmó Asanoyama poco después de que Trump y Abe abandonaran el lugar tras la ceremonia de entrega del trofeo

“Me alegró mucho (recibir la copa). Pero no puedo expresarlo con palabras”, afirmó Asanoyama poco después de que Trump y Abe abandonaran el lugar tras la ceremonia de entrega del trofeo

En medio del “dohyu”, al que accedió por una escalerilla especial, Trump leyó un certificado que entregó también a Asanoyama en el que señalaba que ha sido merecedor del trofeo por su “destacado éxito” en el torneo, con 12 victorias y 3 derrotas

En medio del “dohyu”, al que accedió por una escalerilla especial, Trump leyó un certificado que entregó también a Asanoyama en el que señalaba que ha sido merecedor del trofeo por su “destacado éxito” en el torneo, con 12 victorias y 3 derrotas

“Me gustaría dar las gracias. Fue una velada increíble en el sumo”, se entusiasmó Donald Trump más tarde, en un restaurante con su esposa y la pareja Abe. “Es un deporte muy antiguo y siempre quise ver sumo”

“Me gustaría dar las gracias. Fue una velada increíble en el sumo”, se entusiasmó Donald Trump más tarde, en un restaurante con su esposa y la pareja Abe. “Es un deporte muy antiguo y siempre quise ver sumo”

(Fotos: AFP. Con información de EFE y AFP)