El país está endureciendo su postura hacia la inmigración, y la semana pasada se negó a firmar un pacto de migración de las Naciones Unidas destinado a mejorar la integración y protección de los migrantes.

Policías miran desde una torre de vigilancia en la frontera entre Chile y Perú, cerca de Arica, Chile.

Un migrante boliviano indocumentado conocido como Elvis, de 40 años, usa un teléfono celular después del trabajo.

Un migrante boliviano indocumentado lava su ropa donde trabaja mientras su perro mira a cámara.

Una bandera ondea mientras los extranjeros visitan el monumento nacional Morro de Arica muy cerca de la frontera con Perú.

Los inmigrantes bolivianos indocumentados conocidos como Amelia de  40 años, y Ramiro de 39 años, recogen sus cosas después de lavar la ropa donde trabajan muy cerca de la frontera entre Chile y Perú cerca de Arica, Chile.

Ramiro llega al campamento donde trabaja.

El migrante haitiano Stephane de 19 años, esconde su rostro mientras posa para una foto en una casa en el vecindario Cherro Chuno, cerca de la frontera entre Chile y Perú, en Arica, Chile.

Se observa un hito utilizando un dispositivo de visión nocturna durante una patrullaje de la policía en un área restringida del desierto minado en la frontera entre Chile y Perú en Arica, Chile.

La ropa de los migrantes se ve durante un patrullaje de la policía en una zona restringida del desierto minado, en la frontera entre Chile y Perú.

Los policías inspeccionan un edificio vacío, utilizado por los migrantes para protegerse después de evitar puntos de control fronterizos.

Las huellas de los migrantes son inspeccionadas durante un patrullaje policial en un área restringida del desierto minado, en la frontera entre Chile y Perú en Arica, Chile.

En el negro de la noche del desierto chileno sin luna, un hombre cubano es difícil de detectar hasta que está a unos metros de la frontera. Colocando una pequeña mochila de ropa en el suelo, Yoniel Torres, de 31 años y padre de dos hijos, levanta las manos cuando la policía se acerca con linternas y lo lleva bajo custodia.

El migrante Yoniel Torres está esposado después de ser detenido por la policía.

"Un coyote (traficante de personas) me dejó cerca de Tacna (ciudad fronteriza peruana) y me dijo que siguiera la antigua línea del ferrocarril", dijo a Reuters mientras se lo llevaba la polícia fronteriza.

"Todo esto es horrible. El viaje fue tan difícil. Simplemente vine en busca de una vida mejor". Agregó el migrante cubano mientras las autoridades se lo llevaban.

La migrante Mislady Herrera de Cuba que fue detenida por la policía es transportada a una oficina de inmigración, en la frontera con Chile y Perú en Arica, Chile, el 16 de noviembre de 2018.

El migrante venezolano Enrique Miller, de 44 años, toma una fotografía de unos clientes en un restaurante donde trabajan principalmente inmigrantes, en la frontera con Chile y Perú en Arica, Chile, el 16 de noviembre de 2018.

Un abogado habla con sus clientes, presuntos miembros de pandillas de tráfico de personas, en un tribunal cerca de la frontera con Chile y Perú, en Arica, Chile, el 16 de noviembre de 2018.

El migrante venezolano Angel Torres, de 34 años, controla el acceso al restaurante La Posta donde trabajan los migrantes venezolanos, en la frontera chileno-peruana en Arica, Chile, el 16 de noviembre de 2018.

(Fotos: REUTERS)