Para la mayoría de las personas, la prisión es un lugar para escapar. Para los surcoreanos que necesitan un descanso de las exigencias de la vida cotidiana, uno o dos días en una cárcel falsa es el escape.

Los participantes hacen una reverencia antes de ser encerrados en "Prison Inside Me", una prisión simulada, en Hongcheon, Corea del Sur, el 10 de noviembre de 2018.

Los participantes dan un paseo antes de ser encerrados en prisión.

Park Hye-ri (IZQ), una gerente de programas de negocios en etapa de  inicio, se hace una selfie con sus amigas antes de ser encerrada en "Prison Inside Me", una instalación de prisión simulada, en Hongcheon, Corea del Sur.

Park Hye-ri camina a su celda.

Park Hye-ri entrega su celular a los administradores de la prisión.

Desde 2013, la instalación "Prison Inside Me" en el noreste de Hongcheon ha recibido a más de 2,000 reclusos, muchos de ellos trabajadores de oficina y  estudiantes que buscan alivio de la exigente cultura laboral y académica de Corea del Sur.

"Esta prisión me da una sensación de libertad… No debería estar aquí ahora mismo, dado el trabajo que debo hacer. Pero decidí hacer una pausa para mirarme a mi misma y teneruna vida mejor".  "

Dijo Park Hye-ri para  Reuters.

Las reglas de la prisión son estrictas. No hablar con otros internos. No hay teléfonos móviles ni relojes. Los clientes reciben un uniforme azul de prisión, una esterilla de yoga, un juego de té, un bolígrafo y un cuaderno.

Un participante medita mientras está encerrado en su celda.

Un administradora sirve las comidas.

Duermen en el suelo. Hay un pequeño baño dentro de la habitación, pero no hay espejo.

Los surcoreanos trabajaron en promedio 2.024 horas en 2017, la tercera jornada de trabajo más larga después de México y Costa Rica, según una encuesta realizada a los 36 países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Un participante recibe un certificado de libertad condicional después de pasar un tiempo en "Prison Inside Me".

Park Hye-ri, de 28 años, en su rutina laboral luego de pasar un tiempo en la prisión simulada "Prison inside me".

Park Hye-ri muestra su canal de Youtube en un café en Corea del Sur el 13 de noviembre de 2018.

Park Hye – ri camina a su casa luego del día de trabajo.

(Fotos: Reuters)