El portaaviones Almirante Kuznetsov es una de las embarcaciones más temibles del Kremlin. Lidera el convoy de barcos enviados por Rusia a su nueva base en Siria, sobre las costas del Mediterráneo (AFP)

El portaaviones Almirante Kuznetsov es una de las embarcaciones más temibles del Kremlin. Lidera el convoy de barcos enviados por Rusia a su nueva base en Siria, sobre las costas del Mediterráneo (AFP)

Vladimir Putin continúa con sus provocaciones y sus anhelos de grandeza. Congelado en la Guerra Fría, el presidente ruso envió una temible flota nuclear a surcar las aguas del Canal de la Mancha, en lo que podría considerarse una grave provocación al Reino Unido. El hecho ha despertado el alerta del gobierno británico ,que evalúa enviar a la Armada Real a controlar el paso de los rusos.

Además, las autoridades británicas sospechan que el Kremlin pretende usar las aguas escocesas para realizar ejercicios militares, lo que acrecentaría la tensión entre ambos países.

El crucero Pyotr Veliky tiene capacidad nuclear. Se espera que junto con los demás barcos realicen ejercicios militares en la costa de Escocia, mientras crece la tensión con el Reino Unido (AFP)

El crucero Pyotr Veliky tiene capacidad nuclear. Se espera que junto con los demás barcos realicen ejercicios militares en la costa de Escocia, mientras crece la tensión con el Reino Unido (AFP)

La flota rusa partió este fin de semana de su base ártica en el puerto de Severomorsk y las diversas embarcaciones nucleares fueron divisadas por aviones de inteligencia de Noruega.

El destino final de los barcos es la nueva base que Rusia consiguió en el Tartus, Siria, en las costas del Mediterráneo, gracias a la generosidad del dictador Bashar al Assad, aliado de Putin en su ofensiva contra los civiles de su país.

Se espera que la Armada Real Británica escolte en medio de una gran tensión el paso de las ocho embarcaciones, entre las que se encuentran un portaaviones, un destructor, un crucero y un submarino. Todos con capacidad nuclear.

Un submarino nuclear también atravesará el Canal de la Mancha, lo que suma tensión a la relación de Rusia con el Reino Unido (AFP)

Un submarino nuclear también atravesará el Canal de la Mancha, lo que suma tensión a la relación de Rusia con el Reino Unido (AFP)

El portaaviones Almirante Kuznetsov es el que lidera a los demás. Equipado con armamento de última tecnología, esta embarcación es una de las máximas amenazas de la marina rusa. Con sus 55.000 toneladas, va al frente del crucero Pyotr Veliky, el destructor Vicealmirante Kulakov y el submarino. Todos fueron capturados por las cámaras de los aviones espías noruegos el lunes en aguas internacionales.

No es la primera vez que la Armada Real deberá escoltar a embarcaciones rusas. El antecedente más cercano es de 2011. Ese año, el destructor HMS York fue la sombra del famoso portaaviones de Putin.