Los “118 balazos” de Gabriel Soto: el corrido de los atentados a los que sobrevivió antes de que le dispararan en Tijuana

El corrido hecho famoso por Valentín Elizalde cuenta la historia de los tres atentados que vivió el “Tesoro de Sinaloa” que se encuentra hospitalizado tras recibir impactos de bala el pasado fin de semana

Gabriel Soto, "El Tesoro de Sinaloa" fue baleado en Tijuana (Foto: Captura de pantalla de YouTube/ El Damage)
Gabriel Soto, "El Tesoro de Sinaloa" fue baleado en Tijuana (Foto: Captura de pantalla de YouTube/ El Damage)

El pasado 22 de enero, el cantante de corridos Gabriel Soto, mejor conocido como “El tesoro de Sinaloa” resultó herido de bala en un atentado que ocurrió en la ciudad de Tijuana, en Baja California. Al momento su estado de salud se reporta como grave.

Posterior a esta noticia, cobró relevancia el video del cantante interpretando el tema 118 balazos —también cantado por el famoso originario de Tamaulipas, Valentín Elizalde—, en donde se habla de diferentes atentados en su contra con una arma AK-47, conocida en México como “cuerno de chivo”.

“Ya tres veces me he salvado de una muerte segurita, con puro cuerno de chivo me han tirado de cerquita118 balazos, y Diosito me los quita. La primera fue en mi casa, me quisieron secuestrar pero no deje agarrarme, me empiezan a disparar, fueron 28 balazos, me dieron uno nomás”, expresa la canción.

Gabriel Soto le dedicó una canción al lugar donde sufrió su más reciente ataque (Foto: Captura de pantalla de YouTube/ Paisa Power Musik)
Gabriel Soto le dedicó una canción al lugar donde sufrió su más reciente ataque (Foto: Captura de pantalla de YouTube/ Paisa Power Musik)

Posteriormente, narra un atentado que vivió hace años en la ciudad de Tijuana: “La tercera es la vencida, dice un dicho muy mentado, me agarraron en Tijuana, con dos cuernos dispararon, ahi fueron 30 balazos, pero ni uno me pegaron”, canta “El tesoro” junto al grupo Nueva Primicia en el video de la canción disponible en YouTube.

El corrido está inspirado en los atentados que vivó Gabriel Soto en años anteriores. En la letra incluso destacan las similitudes con el hecho que se vivió el sábado pasado y que ahora lo mentiene en el hospital: “Adiós ciudad de Tijuana, ya no me van a mirar en mi Ford 49 pasearme en el bulevard, ahí por la Sánchez Taboada, la rebo y la cuca paz”.

Los fanáticos del cantante reaccionaron al reciente hecho con algunos comentarios: “Y esta sería la 4ta vez, Santo Cristo”, “Lo acaban de balacear hace como media hora hoy 22 de enero” y “¿Qué pasó con el Tesorín?” fueron algunas de las reacciones que tuvieron los seguidores del cantante ante la noticia.

Gabriel Soto en una presentación (Foto: Captura de pantalla de YouTube/ Paisa Power Musik)
Gabriel Soto en una presentación (Foto: Captura de pantalla de YouTube/ Paisa Power Musik)

El pasado 22 de enero, El “Tesoro”  fue baleado al interior de un negocio en la frontera mexicana, cuando estaba al interior de un taller mecánico. De acuerdo con distintos reportes, ingresó en una camioneta cuando entró una persona armada, quien abrió fuego contra él.

Inmediatamente después, el atacante huyó sobre la vialidad más cercana. Tras el atentado, las autoridades trasladaron a Gabriel Soto al centro médico más cercano, pues había recibido varios disparos. El más grave, reportaron, fue uno en su rostro, exactamente en su mandíbula.

Los testigos describieron al disparador como una persona de estatura mediana que vestía con una chamarra color rojo y negro. No obstante, al cierre de esta información, no ha sido localizado, ni se reporta alguna pista.

La portada de uno de sus discos (Foto: Captura de pantalla de YouTube/ Paisa Power Musik)
La portada de uno de sus discos (Foto: Captura de pantalla de YouTube/ Paisa Power Musik)

El intérprete de corridos era cliente frecuente del taller mecánico. Su última visita fue dada debido a unas fallas en su camioneta Ford. Debido a la recurrencia de su asistencia al lugar, Gabriel Soto fue interceptado.

Hasta el momento se desconoce si su ataque fue una acción ligada a su oficio de componer e interpretar corridos. Tampoco se ha distinguido si alguna cédula delictiva se adjudicó el hecho.

Entretanto, las autoridades locales y federales ya actúan en el lugar del suceso. El local fue resguardado por la Policía Municipal de Tijuana, así como por activos de la Guardia Nacional. El diario Punto Norte recuperó que la Fiscalía General del Estado localizó en el escena, por lo menos, nueve casquillos de arma calibre 9 milímetros.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR