El triste final de Anita Ekberg, la diosa sueca que impactó en “La Dolce Vita”

El mito comenzó con un chapuzón en la Fontana di Trevi y culminó con una estrella apagándose en extrema soledad. Anita, que alguna vez tuvo al mundo comiendo de la palma de su mano, descubrió el fatal desenlace de su vida, antes de partir.

TE PUEDE INTERESAR