Óscar Jaenada con Infobae: el odiado Luisito Rey se transforma nuevamente en “Mareas”

El multifacético actor charló con Infobae México sobre su nuevo proyecto y cómo la pandemia lo orilló a unas inéditas vacaciones

Óscar Jaenada es un artista multifacético, lo mismo desató la nostalgia en la piel de Cantinflas que se ganó el odio de millones como Luisito Rey, padre de Luis Miguel. Por eso no es extraño que tenga la capacidad de incursionar en el ámbito de la música a través de un videoclip.

En una entrevista exclusiva con Infobae México, el prestigioso actor español, desde San Sebastián, contó cómo fue darle vida a “Mareas”. Además, habló de cómo la pandemia modificó su vida, del trabajo en equipo como único motor y de sus futuros proyectos.

Club del Río es un grupo de jóvenes madrileños, nacido allá por el 2013, que hoy promedian los 30 años y una gran trayectoria en el mundo de la música. Su única inquietud es poder comunicar su espíritu de comunión, armonía y libertad. Ellos son: Esteban de Bergia (voz y guitarra), Álvaro Ayuso (voz, guitarra, teclados y bajo), Juan Espiga (voz y percusiones), Adriano Pezzi (guitarra eléctrica), Álvaro Baños (piano y teclados) y Juan Feo (percusión).

—¿Cómo surgió el video de “Mareas” y la participación de Óscar Jaenada?

—Nosotros conocemos a Óscar desde hace tiempo y habíamos hablado con él de una posibilidad de hacer, algún día, algún video, de hacer algo juntos. La verdad es que, bueno, pasó el tiempo y al final apareció una canción, se alinearon los astros para que nos pudiésemos unir. Oscar nos invitó a su tierra, a su zona, y estuvimos ahí súper a gusto con él, con Natalia Arranz y con todo el equipo. Nos juntamos un grupo maravilloso de gente y nos pusimos a hacer un video entre todos.

El video cuenta con la dirección de Salomé Caballero y Andrea Arranz, sobre la idea original de Arranz y Jaenada.


—Óscar ¿cómo fue su participación en el video? además de protagonizarlo…

—Como bien lo describen ellos, es un grupo. Son un grupo de música y nosotros, pues, hace tiempo ya que les seguimos, que vamos a sus conciertos, que nos gusta su música y demás. Y llega ese momento en el que uno dice: “Podríamos hacer algo juntos”. Yo soy un apasionado de la música, he colaborado en muchos videoclips, con Bunbury o René de Calle 13, y me pareció muy interesante hacerlo con ellos.

Se presentó una canción que nos parecía muy interesante hacer y tiene la particularidad de que nadie lo dirige tampoco, ¿sabes? dirigimos todos un poquito. Va surgiendo; las sensaciones, del tiempo, de si va a llover o no. Entonces fuimos creando según la canción: “Mareas”, pues un poco nos dejamos llevar, nos dejamos fluir y surfeamos.

—¿Qué significa “Mareas” para usted?

—Lo principal aquí es la canción. Es lo que nos transmite. Que todo viene y va, o que vuelve, que todo tiene un sentido. Yo creo que es un título muy natural. Decidimos que en el video tenga ese punto natural, ese punto ya no solo evidente de la marea sino de todo lo que eso lleva. Yo creo que era importante rodarlo en un sitio como este, pero vamos, que lo importante es la canción y que yo creo que la canción lo que te evoca es eso. Te evoca, pues, naturaleza, libertad, reiteración.

—¿Cómo fue el rodaje y qué fue lo más difícil?

—Lo rodamos en tres y cuatro días. Andrea Ranch, Salomé Caballero, Natalia, Óscar y nosotros conformamos el equipo.

Lo primero de todo es que somos gente que nos conocemos y que queremos hacer trabajos juntos y creativos, porque la vida nos llama a eso, entonces, dijimos “venga, vamos a ver qué sacamos de esta reunión, de esta canción y de este entorno”. Y al final, pusimos un poco las tres cosas en el mismo sitio y ha dado lugar a una pieza de video que va perfectamente unida al sentido de la canción, a lo que quiere transmitir la música y el paisaje que enseña.

—¿Cómo manejan, como artistas, al ego?

—Creo que manejar el ego es un tema que nos incumbe a todos como personas, no solo a los artistas. Entonces, hay que hacer ese duelo con uno mismo. Creo que la canción también habla de algunas luchas, así de profundas, con uno mismo, de alguna manera. Y, no sé, pues fluyendo (risas).

Siempre decimos que el ego se combate con amor. Y lo digo porque es una herramienta que al final cuando tú amas a alguien lo estás haciendo, porque el amor siempre parte de un punto positivo y lo estás haciendo desde la humildad y desde el respeto y admiración a otra persona. Entonces, como que si hay un entorno de amor es muy fácil que haya un entorno donde los egos estén más disipados y todos podamos estar en las mismas.

Backstage video #Mareas"
Backstage video #Mareas"

—¿En tiempos de pandemia cómo se readaptaron?

—A nivel personal a cada uno, por fortuna, no nos ha tocado nada muy grave, pero como banda tuvimos la suerte de estar justo empezando el proceso de grabar todas estas canciones, de las cuales “Mareas” forma parte, y lo único… bueno, se retrasó un pelín la grabación inicial, pero tuvimos más tiempo de hacer preproducción de las canciones.

—¿Cómo afectó la pandemia a la grabación del nuevo disco?

—Como este ha sido un año diferente, que nos ha dado mucho tiempo para poder maquetar, grabar y luego también plantearnos cómo vamos a sacar las canciones; esta vez vamos a probar una manera nueva, en lugar de sacar dos o tres singles y luego sacar el álbum entero, pues hemos dividido un disco entero, de unas trece, catorce canciones, en dos partes. La primera parte está saliendo ahora y el 19 de febrero estará todo entero en plataformas. Serán ocho canciones, luego vendrán otras seis canciones que tenemos guardadas y que vamos a ir sacando muy poquito a poco para que cada canción tenga su espacio, su momento, que impacte en la gente y la gente tenga oportunidad de escucharla.

—Luego de “Mareas”, ¿cuáles son los proyectos de Óscar Jaenada?

—Vengo de hacer un par de cosas en América y ahora me toca descansar un poquito. Y de lo que creo que es muy importante para el artista, o por lo menos para mí como actor, es tener tiempo libre. Yo necesito desarrollarme también como persona, para luego poder ver. Necesito empaparme de cosas, para luego poderlas dar. Entonces, creo que es muy importante la vida del artista, que últimamente se está perdiendo mucho, porque hay que trabajar muchísimo para llegar a pagar la hipoteca, con lo cual, no tienes tiempo para estar tranquilo.

—¿Algún aprendizaje que le haya dejado tanto aislamiento?

—En lo personal, llevo ya muchos años de profesión y nunca he tenido vacaciones. Nunca las he tenido, porque no se tienen en esta profesión. O estás en paro o estás trabajando. O estás trabajando o estás en paro. No hay vacaciones. Y durante la pandemia, he tenido esa sensación por primera vez en mi vida, que estaba de vacaciones, porque no había nadie trabajando. Entonces, era como un “pues, bueno, me lo voy a tomar como unas vacaciones”.

Grabación "Mareas"
Grabación "Mareas"

Mientras, “Mareas” ya recorre todos los océanos, Club del Río continúa componiendo y planeando nuevos sueños. Uno de ellos es llevar su música a México y a toda Latinoamérica. A esperar, todavía hay mucho más por admirar y disfrutar.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS: