La razón por la que las duquesas no se toleran es por la diferencia cultural (Foto: Archivo)
La razón por la que las duquesas no se toleran es por la diferencia cultural (Foto: Archivo)

Era 2014 y Meghan Markle aún no vivía su cuento de hadas al lado del príncipe Harry. En aquella época formaba parte de la serie Suits y una extraña coincidencia la relacionó entonces con Kate Middleton, con quien -se dice- tiene ahora una tensa relación.

Esta semana resurgió en redes sociales una antigua imagen de Meghan sosteniendo un ejemplar de la revista U en cuya portada aparecía Middleton.

Meghan posó sonriente junto a la editora de la revista en donde, erróneamente, se decía que Middleton estaba esperando gemelos. (Middleton se convirtió en madre al año siguiente de una niña).

La antigua imagen que unió a las actuales duquesas (Instagram)
La antigua imagen que unió a las actuales duquesas (Instagram)

Markle participó en aquel número de la revista que sostenía en donde compartió que uno de sus accesorios favoritos eran unos lentes de sol tipo aviador.

Pero lo de la revista no fue la única coincidencia entre las actuales integrantes de la realeza británica. Ese mismo año Meghan escribió acerca de Kate en su ya desparecido blog llamado The Tig.

Según The Sun, Markle habló sobre el deseo de las mujeres de convertirse en princesa. "Las mujeres mayores parecen retener esta fantasía de la infancia. Sólo vean la pompa y circunstancia alrededor de la boda real y la interminable conversación acerca de la princesa Kate".

Se dice que entre Kate y Meghan no existe la mejor relación (AFP)
Se dice que entre Kate y Meghan no existe la mejor relación (AFP)

Es muy probable que Markle ni siquiera imaginara el vuelco que daría su vida un par de años después. En 2016 comenzó a salir con el príncipe Harry y el año pasado se casó con él. Ahora la conversación se ha vuelto interminable, pero acerca de ella.

Y es que casi cualquier cosa que hace Markle genera comentarios en Reino Unido. Desde hace tiempo se dice que la relación con Kate Middleton no es la mejor y una reciente historia podría confirmar el hecho.

De acuerdo con Daily Mail, la situación es tan tensa al interior de la familia real que Middleton y el príncipe William estarían planeando retrasar su llegada al castillo Balmoral, en Escocia, en donde la reina Isabel II suele pasar parte del verano.

Al parecer, los duques de Cambridge no quieren encontrarse con Meghan y el príncipe Harry, sobre todo después de recientes declaraciones y acciones que los molestaron.

Las parejas poco a poco toman caminos separados (Foto: Archivo)
Las parejas poco a poco toman caminos separados (Foto: Archivo)

El príncipe Harry dijo que piensa tener máximo dos hijos con Meghan, para tratar de ayudar así en la lucha contra el cambio climático. Pero su declaración habría irritado a los duques de Cambridge, que ya tienen tres hijos.

Además, la decisión de Meghan de no aparecer en la portada del número de Vogue en el que fungió como editora también habría molestado a Kate.

"Desde un principio hablamos sobre si ella aparecería o no en la portada. Al final, sintió que de alguna manera sería un poco 'pretencioso' hacerlo en este proyecto en particular. Ella quería centrarse en las mujeres que admira", explicó Edward Enninful, editor en jefe.

El problema radica en que Kate Middleton sí apareció en la portada de Vogue en 2016, por lo que algunos interpretaron aquello de ser "pretenciosa" como una alusión a la duquesa de Cambridge.

En noviembre del año pasado se dijo que una fuerte discusión entre la duquesa de Cambridge y la duquesa de Sussex, acerca del vestuario de la princesa Charlotte, habría terminado con la primera en llanto.

Varias han sido las historias acerca de cómo la conducta de Meghan ha causado problemas a Harry y lo ha distanciado de su familia.

De hecho, apenas esta semana se dijo que las costumbres de Meghan, alejadas de la estricta etiqueta en la aristocracia británica han ocasionado que los duques de Sussex dejen de ser invitados a fiestas.

Al parecer Meghan no respeta las reglas de no sentarse junto al príncipe ni de evitar mostrarle su afecto en público.