(AFP)
(AFP)

El antes "duro" príncipe Harry, un hombre de las fuerzas armadas al que no le importaba su apariencia, se ha transformado en alguien que disfruta de masajes y pedicure junto a su esposa, Meghan Markle.

Para el experto en realeza británica, Duncan Larcombe, quien ha seguido la vida de Harry desde que era un adolescente, es evidente que el príncipe está en un "planeta diferente" desde que se casó con Meghan.

"Está en un planeta diferente del Harry que hemos visto desarrollarse desde adolescente a adulto, a un oficial de la armada y a ser el miembro más popular de la familia real", explicó el especialista a Fabulous Digital.

El testimonio, que fue reproducido por el portal de The Sun, también indicaba que Harry está diciendo las cosas adecuadas, pero de una manera que parecería no ser él, con la imagen a la cual la gente lo ha asociado.

Duncan cree que la relación entre Meghan Markle y Harry es "una verdadera historia de amor. Creo que está más feliz que nunca. Aún está en el torbellino del romance y cuando la gente se casa, cambia".

Sin embargo, para el experto es importante que tanto Harry como Meghan –los duques de Sussex– aprovechen estar en el ojo público y aprendan de sus errores para crecer.

A la duquesa se le criticó hace meses por su lujoso baby shower en Nueva York, también fueron señalados por los costos de la remodelación de Frogmore Cottage, el lugar donde decidieron vivir y, además, se dice que existe un distanciamiento entre los duques de Sussex y Kate Middleton y el príncipe William, los duques de Cambridge.

El príncipe Harry y Meghan Markle junto al pequño Archie (REUTERS)
El príncipe Harry y Meghan Markle junto al pequño Archie (REUTERS)

"Si esto continúa, las historias negativas seguirán. En un año sería una pena para ambos".

Pero no sólo el especialista ha notado el cambio de Harry. Una fuente militar  mostró su sorpresa luego de la publicación reciente acerca de que Harry disfruta ahora de pedicures de 50 libras y de masajes y otros tratamientos de spa, junto a Meghan Markle.

De hecho, para un reciente discurso que dio en Sicilia sobre el cambio climático, Harry apareció descalzo y -según la versión- se hizo un pedicure como preparativo.

(Reuters)
(Reuters)

Los duques de Sussex, al parecer, son visitantes habituales del hotel Coworth Park en Ascot, que cuesta unas 500 libras por noche y cuenta con un spa de cinco estrellas.

"A Harry y Meghan les gustan los tratamientos regulares en Coworth y lo visitaron recientemente para pedicure y masajes", declaró una fuente a The Sun.

Según esa misma persona, los especialistas del spa también son enviados a la residencia de los duques para que les hagan algún tratamiento.

"A Meghan le gusta tener los mismos terapeutas y uno nuevo debe ser supervisado por alguien que ya haya aprobado antes de que se les permita tratarla. A Harry le gusta arreglarse los pies y también los masajes debido a sus lesiones de polo".

Harry juaga al rugby durante un descanso en la base ubicada en la provincia de Helmand Province, Afganistán (REX/Shutterstock)
Harry juaga al rugby durante un descanso en la base ubicada en la provincia de Helmand Province, Afganistán (REX/Shutterstock)

Los costos por los tratamientos en ese lugar van desde las 50 libras hasta las 140 libras por masajes de lujo de 80 minutos.

"¿Pedicures y masajes? ¡Ha cambiado!", declaró una fuente de la milicia. "Harry solía ser un tipo con un dudoso sentido para vestir, le gustaba la bebida y no se preocupaba de su apariencia. En sus días en el ejército se habría reído si alguien le hubiera ofrecido una pedicure. Ahora está pontificando sobre salvar el mundo y no fuma ni bebe", declaró otra persona que convivió con el príncipe en Afganistán.

Lo que parece no cambiar es el amor que Harry siente por Meghan. El fin de semana le dedicó un romántico mensaje a su esposa con motivo de su cumpleaños.

(Shutterstock)
(Shutterstock)