Lori Loughlin (Reuters)
Lori Loughlin (Reuters)

La actriz Lori Loughlin, su esposo Mossimo Giannulli y otros quince padres enfrentan nuevos cargos de conspiración para cometer fraude y lavado de dinero por su presunta participación en una red de sobornos millonarios para facilitar el ingresos de sus hijos en prestigiosas universidades.

Los fiscales indicaron en una imputación sustitutiva que se les acusa de conspirar para lavar sobornos y otros pagos a través de una organización benéfica dirigida por Rick Singer, considerado el presunto autor intelectual del fraude, así como de transferir dinero para promover esa trama.

Felicity Huffman pagó para que su hija fuera aceptada en la universidad (Crédito: Grosby)
Felicity Huffman pagó para que su hija fuera aceptada en la universidad (Crédito: Grosby)

El pasado 12 de marzo, el Departamento de Justicia desveló una red de sobornos millonarios de familias adineradas, entre las que figuran las de las actrices Felicity Huffman y Loughlin, para facilitar el acceso de sus hijos a prestigiosas universidades como Yale, Georgetown o Stanford.

La fiscalía de un tribunal en Boston (Massachusetts) acusa a unas 50 personas, entre las que se incluyen entrenadores deportivos, de organizar una trama para falsificar y engañar en los exámenes de ingreso a varias universidades, en la que llegaron a pagarse 25 millones de dólares en sobornos.

En el caso de Loughlin, conocida por su participación en la serie de televisión "Full House", y su marido, el diseñador de moda Mossimo Giannulli, aceptaron pagar sobornos de 500.000 dólares a cambio de que sus dos hijas fuesen aceptadas en el equipo de remo de la Universidad del Sur de California, pese al hecho de que no practicaban ese deporte, y así facilitar su admisión.

Loughlin quedó el pasado 13 de marzo en libertad tras pagar una fianza de un millón de dólares.

Otros padres pagaron para presentar exámenes falseados de sus hijos y obtener así calificaciones más altas con el objetivo de ingresar en estos centros educativos, algunos de los más prestigiosos del país.

Felicity Huffman, de 56 años, actriz laureada con un Emmy por su trabajo en la serie de ABC "Desperate Housewives", fue acusada de pagarle a Singer 15.000 dólares disfrazados como un donativo para cambiar la nota de su hija en el examen SAT. Ella y otros 12 padres acordaron declararse culpables el lunes.

Felicity daba vida a Lynette Scavo en la exitosa serie (Foto: ABC)
Felicity daba vida a Lynette Scavo en la exitosa serie (Foto: ABC)

Los fiscales dicen que buscarán una sentencia de entre cuatro y 10 meses en prisión para Huffman.

En sus primeras declaraciones públicas desde su arresto, Huffman asumió la responsabilidad de sus actos y dijo que aceptaba las consecuencias.

"Mi hija no sabía absolutamente nada de mis acciones, y con mi decisión equivocada y profundamente errada la traicioné. Esta transgresión hacia ella y el público será una carga para mí por el resto de mi vida. Mi deseo de ayudar a mi hija no es excusa para quebrantar la ley o involucrarme en actos deshonestos", dijo la actriz tras anunciarse que se declararía culpable.

Con información de EFE y AP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: