Los duques colocaron ofrendas florales y fueron de los primeros en firmar el libro de condolencias (Foto: Reuters)
Los duques colocaron ofrendas florales y fueron de los primeros en firmar el libro de condolencias (Foto: Reuters)

El príncipe Harry y su esposa Meghan Markle acudieron a la embajada de Nueva Zelanda, en Londres, para mostrar sus condolencias y respetos a las víctimas de los atentados perpetrados la semana pasada en dos mezquitas en Christchurch, donde fueron asesinadas 49 personas y otras 41 resultaron heridas.

Los duques de Sussex fueron recibidos por el Alto Comisionado de Nueva Zelanda en el Reino Unido, Sir Jerry Mateparae, quien los acompañó al memorial donde colocaron ofrendas florales y fueron de los primeros en firmar el libro de condolencias.

Meghan escribió: "nuestro más profundo pésame. Estamos con ustedes"; mientras que Harry firmó su nombre con "ArohaNui", frase Maori, que significa "mejores deseos".

Los duques de Sussex fueron recibidos por el Alto Comisionado de Nueva Zelanda en el Reino Unido, Sir Jerry Mateparae (Foto: Reuters)
Los duques de Sussex fueron recibidos por el Alto Comisionado de Nueva Zelanda en el Reino Unido, Sir Jerry Mateparae (Foto: Reuters)

Los royals asistieron a la casa diplomática vestidos de negro y se les vio muy afectados ante los acontecimientos perpetrados el pasado viernes por Brenton Tarrant, un australiano de 28 años que ingresó armado a dos mezquitas en Christchurch, Nueva Zelanda, donde usó una cámara en la cabeza con la que grabó y transmitió en vivo la masacre por Facebook Live durante 17 minutos.

La duquesa, que está a unos días de recibir a su primer hijo, usó un abrigo de corte recto con holgadas mangas, unos stilettos de la firma Aquazzura y clutch rígido de Gucci. Todo en tonalidad negra.

Markle además portó en esta ocasión y para hacer referencia al país afectado, unos pendientes de oro y con el diseño de la pluma nativa de Miromiro, que hace meses le obsequió la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern.

La propia Reina Isabel II eligió a los duques para realizar este homenaje a las víctimas, porque fueron los últimos integrantes de la familia real en visitar Nueva Zelanda (Foto: Reuters)
La propia Reina Isabel II eligió a los duques para realizar este homenaje a las víctimas, porque fueron los últimos integrantes de la familia real en visitar Nueva Zelanda (Foto: Reuters)

Rebecca English, experta en realeza, explicó que la propia Reina Isabel II eligió a los duques para realizar este homenaje a las víctimas, porque fueron los últimos integrantes de la familia real en visitar Nueva Zelanda en octubre del año pasado.

El Palacio de Kensington publicó tras la matanza en las mezquitas, una declaración firmada por los duques de Sussex y de Cambridge en las que se leyó: "nuestros corazones están con las familias y amigos de las personas que perdieron la vida en el devastador ataque en Christchurch".

"Todos hemos tenido la suerte de pasar un tiempo en Christchurch y hemos sentido el espíritu cálido, de corazón abierto y generoso que es el núcleo de su extraordinaria gente. Ninguna persona debería temer nunca asistir a un lugar sagrado de adoración. Este ataque sin sentido es un una afrenta a la gente de Christchurch y Nueva Zelanda, y a la comunidad musulmana en general", mencionó.

Markle además portó unos pendientes de oro y con el diseño de la pluma nativa de Miromiro, que hace meses le obsequió la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern. (Foto: Reuters)
Markle además portó unos pendientes de oro y con el diseño de la pluma nativa de Miromiro, que hace meses le obsequió la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern. (Foto: Reuters)

La casa real agregó: "es un asalto espantoso a una forma de vida que encarna la decencia, la comunidad y la amistad".

"Sabemos que de esta devastación y profundo luto, la gente de Nueva Zelanda se unirá para demostrar que tal maldad nunca puede vencer la compasión y la tolerancia", señaló.

"Hoy enviamos nuestros pensamientos y oraciones a todos en Nueva Zelanda. Kia Kaha (frase maorí utilizada por la gente de Nueva Zelanda y que significa "mantenerse fuerte)", concluyeron las parejas reales.