Como era de esperarse, el músico estadounidense Kanye West y su esposa, la empresaria Kim Kardashian, se convirtieron este jueves en una de las parejas que más llamaron la atención por el día de San Valentín.

El rapero sorprendió a su mujer llenando de rosas blancas y rojas una de las habitaciones de su mansión en Hidden Hills, California, y contratando al famoso saxofonista Kenny G para que la reciba tocando unas románticas serenatas.

"El premio al mejor esposo va al mío. Este es el mejor regalo de la historia", escribió Kim en una publicación de Twitter acompañada por varias fotos y videos de la sala repleta de flores dispuestas de una forma que pareciera que no le permitió a Kenny G moverse libremente por el lugar.

Incluso algunos seguidores de la pareja en redes sociales hicieron bromas sobre el sitio donde estaba parado el músico invitado. "¿Cómo va a salir de allí?", preguntó una usuaria de Twitter, y otra persona le contestó: "Él es el regalo. Ahora vive ahí".

Kenny G es un saxofonista estadounidense que fue muy popular en las décadas de 1980 y 1990. En Argentina, por ejemplo, una de sus canciones ("Silhoutte") quedó grabada en la memoria de muchos tras ser utilizada por una reconocida distribuidora de películas en VHS.

Kanye West y Kim Kardashian tienen tres hijos juntos y esperan un cuarto a través de una madre sustituta. Llevan 6 años de relación y 3 de casados.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: